19 de marzo de 2014 / 04:09 p.m.

Washington.- La automotriz Toyota aceptó hoy una multa de mil 200 millones de dólares por parte del Departamento de Justicia de Estados Unidos por engañar a los consumidores respecto de la seguridad de algunos de los vehículos que produce.

Bajo el acuerdo anunciado por el procurador general Eric Holder, Totoya aceptará su culpa detrás de una campaña de desinformación en aras de defender su marca, frente a una serie de fallas sistemáticas de seguridad ocurridas en algunos de sus vehículos entre 2009 y 2010.

En rueda de prensa en la sede del Departamento de Justicia, Holder dijo que la multa de mil 200 millones de dólares es la mayor impuesta por el gobierno de Estados Unidos en su historia contra algún fabricante de vehículos.

"Esto es apropiado dados los alcances del engaño llevado a cabo en este caso. Para decirlo de manera simple la conducta de Toyota fue vergonzosa. Mostró una descarada indiferencia por los sistemas y leyes diseñadas para proteger la seguridad de los consumidores", señaló.

Holder añadió que dada su propia admisión, Toyota "puso la protección de su marca por delante de sus consumidores. Esto constituye un claro y reprensible abuso de la confianza pública".

El acuerdo marcó la conclusión de una investigación conducida durante años por el Departamento de Justicia en torno a la actuación de Toyota sobre varios problemas de seguridad en algunos de sus vehículos a partir de 2009.

Los problemas en vehículos de la marca Toyota y Lexus -filial de la misma- involucraron fallas con los sistemas de frenos, el pedal acelerador y los tapetes colocados del lado del conductor.

La respuesta inicial de Totoya frente a estos problemas fue defenderse sobre acusaciones de fallas sistemáticas pese a conocer la seriedad de sus alcances, y sólo posteriormente se vio forzada a retirar del mercado más de diez millones de vehículos afectados.

NOTIMEX