24 de enero de 2013 / 01:04 a.m.

Los habitantes del sector indicaron que con la construcción de las obras ya no pueden estacionarse afuera de sus casas, dándoles como solución construir cocheras, para lo cual tendrían que derribar las salas de sus casas.

 Monterrey.- • Las obras del Multimodal que aún se construye sobre el río Santa Catarina han afectado seriamente a algunos habitantes de la colonia Independencia.

Es el caso de quienes viven o trabajan en la acera poniente de la calle San Luis Potosí, entre Morones Prieto y 16 de Septiembre.

En ese tramo se ubican cinco viviendas, una constructora, una oficina de un partido político, una cerrajería y una estética.

Tradicionalmente la gente de ese punto se ha estacionado afuera de los inmuebles, construidos hace más de 40 o 50 años, cuando ni siquiera se conocían las cocheras.

El trazo de la obra vial, anunciada como una de las más importantes de los últimos meses, contempla la habilitación de un carril que conectará Morones Prieto con la calle San Luis Potosí, hacia el sur de la colonia Independencia.

Los vehículos circularán junto a la banqueta poniente ya mencionada, con lo que los vecinos de esa área ya no podrán estacionarse fuera de sus casas.

“Lo que pasa es que la obra nos vino a perjudicar donde podíamos estacionar nuestros muebles frente a nuestras propiedades. Pero resulta hoy que no podemos estacionarnos ni frente a las propiedades ni en ningún lado”, expresó el señor Javier Morantes Garza, uno de los afectados.

Los vecinos hicieron un llamado urgente al Gobierno del Estado para resolver esa situación.

“Que nos solucione el problema del estacionamiento, porque yo voy a hablar: mi mujer tiene 71 años, yo 74, ya somos personas que no podemos caminar mucho”, expresó Morantes Garza.

Por su parte, la señora Guadalupe Martínez Alcalá comentó que se han acercado dos negociadores de la Secretaría de Obras Públicas, Humberto Garza Villarreal y Salvador Vela Madrigal, pero ellos sólo proponen que las personas construyan cocheras.

“Sí, esa es la solución que ellos dan, que hagamos una cochera allí donde tenemos nuestra sala, pero pues no es posible, porque para empezar, el dinero pues hace falta”, relató el ama de casa, quien tiene más de 40 años viviendo en ese lugar.

Ella refirió que cuando adquirió la vivienda casi nadie tenía vehículo, y jamás imaginaron que algún día llegarían a tener este problema.

“Pues son construcciones que tienen 40, 50 años, pues para nada, nadie tenía cochera en ese entonces, verdad”, puntualizó.

Los afectados se quejaron de la poca o nula atención de las autoridades, pues nunca les consultaron ni contaron con ellos para la realización de la obra.

AGUSTÍN MARTÍNEZ