14 de febrero de 2013 / 02:22 p.m.

Monterrey • El municipio de Monterrey demeritó la denuncia penal interpuesta contra el director de Comercio, Luis Alberto García, y dos inspectores de la dependencia, al advertir que intereses políticos mueven a la demandante.

Sandra Pámanes, titular de la Secretaría del Ayuntamiento, ligó a la quejosa, Rosa Elva Gámez Esparza, con el Partido Revolucionario Institucional, y exhibió que la comerciante participó en el ataque a jóvenes panistas el pasado 5 de febrero, además de tener un historial de insultos y amenazas a funcionarios de la administración.

“"Observamos que hay un trasfondo en esa intención por parte de este personaje, tan sonado y tan conocido por muchas de sus acciones, que han sido más de agresión y de violencia hacia la propia autoridad municipal"”.

¿Sienten que el PRI está detrás de esta persona?

“"Pues mira, yo entiendo que hay un trasfondo, ella atiende directamente a las indicaciones de este grupo político; yo no quisiera entrar en detalles a eso, sin embargo, creo que también es un asunto que tenemos que tomar en cuenta para valorar muy bien la participación y la actuación de esta persona"”, consideró.

A pesar de ello, dijo que el municipio responderá la denuncia una vez que sean notificados, y garantizó que se actuará conforme al resultado que arroje el proceso, que se ventila en la Agencia Especializada en Delitos Electorales y Servidores Públicos.

“Por los causales legales vamos a proceder, vamos a actuar, y si la autoridad judicial en este caso nos requiere para algún tipo de declaración, vamos a estar presentes”, afirmó.

Pámanes sostuvo que no tienen nada que ocultar, y defendió la actuación de Luis Alberto García al frente de Comercio.

El funcionario se mantiene al frente de la dependencia y ayer participó en las audiencias del programa Línea Directa en la colonia Moderna.

LUIS GARCÍA