1 de junio de 2013 / 01:01 a.m.

Monterrey.- • A través de un programa de proyectos productivos, el municipio de Monterrey pretende formalizar la actividad comercial de los puestos ambulantes de comidas que fueron retirados de las zonas hospitalarias.

Sin embargo hasta el momento parece no haber interés por parte de los comerciantes pues ninguno ha acudido a la Dirección de Comercio donde se les buscará una solución, según ofreció la alcaldesa Margarita Arellanes.

Luego de los operativos de desalojo donde 25 puestos se retiraron de los alrededores de la Clínica 2, y los Hospitales de Ginecología y Obstetricia, 33 y el 25, la secretaria del Ayuntamiento, Sandra Pámanes, advirtió que continuarán aplicando el reglamento y quienes deseen continuar con su actividad tendrán que hacerlo de manera formal.

La Secretaría de Desarrollo Económico será la encargada de buscar locales y un programa de apoyo que permita a los comerciantes emprender su actividad económica formal, pagando impuestos y apegados a la ley.

"La Secretaría de Desarrollo Económico buscará algunas alternativas para que no sea en la vía pública como estén ejerciendo su labor sino que puedan tener acceso a algunos establecimientos ya formales sobre todo porque hay otras medidas tanto de protección civil como de salud que tienen que cumplirse", dijo.

Asesoría legal para incluir a los comerciantes en un sistema fiscal adecuado y que les garantice una buena práctica, es la prioridad de las autoridades municipales para reordenar el comercio informal en el primer cuadro de la ciudad.

"Muchos de ellos han desarrollado su actividad por mucho tiempo, tienen ya cierta familiaridad con el tema de la cocina, la comida, etcétera y podemos encontrar locales donde puedan ellos realizar su actividad sin que tenga que ser en la vía pública, ni con insalubridad ni con faltas protección civil", mencionó la funcionaria.

SANDRA GONZÁLEZ