13 de noviembre de 2013 / 01:32 p.m.

Monterrey.-Luego de que el municipio de Monterrey anunciara la propuesta de modificación del Reglamento de Alcoholes para castigar la discriminación en negocios, la Comisión Estatal de Derechos Humanos, comentó que se analizarán las funciones del municipio al adoptar esta medida, pues esta puede tomar atribuciones de otras dependencias, organismos o poderes.

La Primera visitadora, Catalina Rivera Díaz, comentó que el ayuntamiento debe de cuidar la redacción de la iniciativa para que no tome atribuciones que no le correspondan.

La primera visitadora, mencionó que desde el punto de vista de la CEDH se debe de tener el conocimiento específico de la norma para saber si esta respeta los Derechos Humanos.

Señaló que las autoridades deben de garantizar que un particular afecte a otro, por lo que es factible que las mismas tengan facultades en ese sentido.

Denisse Mesta