DENISSE MESTA
25 de agosto de 2013 / 03:30 p.m.

San Pedro Garza García • El municipio de San Pedro Garza García anunció la suspensión de obras de la construcción en el edificio Tanarah, en el cual el pasado miércoles se derrumbó por una grúa viajera.

 

El alcalde sampetrino, Ugo Ruiz Cortés, comentó que el acceso a la plaza en la que se encuentra el edificio ya está abierta, pero la edificación en la que trabajaba la grúa permanece suspendida.

 

"Se levantó el cerco que habíamos puesto para el flujo de los vehículos y el acceso a la misma plaza; lo que está clausurado es el edificio", aclaró.

El bloqueo en la avenida José Vasconcelos tras la caída de la grúa el pasado miércoles "golpeó" directamente a los negocios de la plaza y de otros comercios de la zona, pues durante los días posteriores vieron mermadas sus ventas hasta un 90 por ciento.

 

El alcalde señaló que el viernes Protección Civil y Desarrollo Urbano realizaron algunas inspecciones en el lugar, por lo que se espera que el domingo se tengan los resultados de qué fue lo que ocasionó el accidente.

 

Comentó que se les aplicará una multa a los propietarios de la grúa y a los responsables de la construcción.

 

Las sanciones por parte de Protección Civil y Desarrollo Urbano, a la que se podrían hacer acreedores los responsables, podrían ser de hasta cinco mil salarios mínimos por cada una de las dependencias.

 

"Hay inspecciones que se realizaron, que estarán arrojando más tarde los resultados y entonces los daremos públicos el lunes por la mañana", indicó.

 

En cuanto a los daños causados por la caída de la grúa, señaló que aún no se tienen contabilizados.

 

"Entraron todos los técnicos a revisar desde los pisos y cada una de los posibles daños que tuvieran y fueran ocasionados por la grúa que provocó esto", señaló.

Ante la queja de los comerciantes de la zona que tuvieron pérdidas monetarias por el cierre de la avenida Vasconcelos por más de 48 horas, el alcalde explicó que éstas se pueden recuperar.

 

"Lo primero que se tenía que hacer era resguardar el área; finalmente, las molestas que se generaron en el tráfico, incluso para los comerciantes en sus ventas, son pérdidas que se pueden recuperar, una pérdida humana no se puede recuperar, por eso se acordonó el área para evitar una tragedia", sostuvo.