4 de marzo de 2013 / 01:55 p.m.

Monterrey • Al arranque del presente año, los municipios de Nuevo León, con sus pasivos acumulados por cinco mil 381 millones de pesos, son los segundos más endeudados del país.

De acuerdo con el reporte de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), correspondiente al cuarto trimestre de 2012, esta cifra es generada por 16 de 51 ayuntamientos que tiene la entidad y que se encuentra sólo por debajo de los siete mil 730 millones de pesos reportados por los municipios de Jalisco.

No obstante, en el estado del occidente son 101 los municipios que tienen contratada deuda.

Los pasivos son con banca comercial y banca de desarrollo, pues a diferencia de otros, no registran emisiones bursátiles ni financiamientos a través de fideicomisos u otras fuentes.

El primero en la lista es Monterrey, con dos mil 109 millones de pesos, actualmente sujetos a un proceso de reestructuración avalado por el Cabildo desde el año pasado para mejorar las condiciones de pago.

De hecho, la capital del estado es el tercer municipio más endeudado del país, únicamente por debajo de Guadalajara (dos mil 657 millones de pesos) y Tijuana (dos mil 410 millones de pesos), según se desprende de la información publicada en la página oficial de la dependencia.

A nivel local, le sigue San Nicolás de los Garza, con una deuda por 945 millones de pesos; Guadalupe, con 692 millones de pesos; San Pedro, con 498 millones de pesos; y Escobedo, con 358 millones de pesos.

En el resto del área metropolitana, Santa Catarina acumula 307.5 millones de pesos; García, 143 millones de pesos; Apodaca, 119 millones de pesos; y el municipio de Juárez presenta dos créditos por 104.5 millones de pesos.

Las peticiones de financiamiento han alcanzado a municipios rurales de la entidad, como General Bravo, Los Ramones y Abasolo, que se han visto obligados a recurrir a este medio para salir al paso de compromisos y programas.

Salinas Victoria, Montemorelos, Santiago y Cadereyta completan la lista de ayuntamientos que cuentan con algún tipo de deuda.

Con sus pasivos, los municipios han colaborado a incrementar el saldo total de la deuda de Nuevo León a 46 mil 952 millones 900 mil pesos al cierre de 2012, es decir, ocho mil 362 millones de pesos más que en el año inmediato anterior.

A pesar de todo, la buena noticia es que la carga financiera de los municipios de Nuevo León registró una ligera tendencia a la baja comparativamente a diciembre de 2011, cuando reportaron cinco mil 457 millones 800 mil pesos, es decir, 76 millones de pesos por encima de la cifra con la que cerraron 2012.

LUIS GARCÍA