18 de marzo de 2013 / 02:54 p.m.

Monterrey • Cinco de los nueve municipios metropolitanos incorporados a la plataforma Alcalde, ¿cómo vamos? presumieron en su primer informe bimestral de haber obtenido una calificación perfecta, 10 puntos, en lo que se refiere al quinto compromiso: Ni un casino más.

Según la boleta de calificaciones del informe, los municipios de Escobedo, García, Guadalupe, San Pedro Garza García y Santa Catarina sacaron 10 puntos de 10 posibles.

En contraste, Apodaca sólo obtuvo un punto, Juárez se quedó en 6, San Nicolás de los Garza sacó 5 y Monterrey, que concentra el número más elevado de casas de apuesta, reportó 8 puntos.

Cuando se presentó el informe a fines de febrero, Lorenia Canavati explicó el modo en que se calificó la acción Ni un casino más. En esencia, implicaba responder a cuatro preguntas, de las cuales dos tenían valor de un punto y dos tenían valor de cuatro puntos.

La primera pregunta de cuatro puntos consistía en la reafirmación, por escrito, de parte del alcalde o del secretario de Desarrollo Urbano de cada municipio, “"de que no se ha entregado un solo permiso nuevo a casinos en esta administración"”.

A esta respuesta sólo quedó sin puntuación Apodaca, pero más bien porque no entregó la documentación comprometida y se limitó a confirmar un diagnóstico que la propia plataforma había hecho antes.

El segundo reactivo de cuatro puntos, crucial, comprende blindar el Plan de Desarrollo Urbano y la matriz de uso de suelo contra casinos, casas de apuestas y establecimientos similares.

A este rubro respondieron positivamente Escobedo, García, Guadalupe, Monterrey, San Pedro y Santa Catarina. Quedaron sin puntos, es decir, no han avanzado lo suficiente en las modificaciones: Apodaca, Juárez y San Nicolás.

El diagnóstico de Alcalde, ¿cómo vamos? fue que Juárez y San Nicolás van muy atrasados en las modificaciones requeridas, mientras que Monterrey y Escobedo, a pesar de sus avances, continúan en situación vulnerable.

La recomendación general de la plataforma señala: “"En materia de casinos, en muchos municipios todavía hay grandes esfuerzos por hacer para que sus planes de desarrollo urbano y uso de suelo realmente permitan prohibir los casinos. San Pedro, Guadalupe y Santa Catarina son los mejor protegidos. Todos los demás aún están muy vulnerables. Pedimos a los cabildos coadyuvar en esta tarea y acelerar los procesos de revisión y aprobación de las modificaciones"”.

La primera pregunta, que vale un punto, consiste simplemente en enumerar los casinos en regla contra los casinos en operación.

En esta enumeración, sólo Monterrey y San Nicolás se calificaron con cero, y los demás dieron por bueno el punto, lo cual significaría que en todos ellos no hay casinos considerados ilegales desde la perspectiva de los ayuntamientos.

El segundo reactivo de un punto consiste en publicar en la página de internet del municipio los permisos de uso de suelo que se otorgaron en el pasado a los casinos. Apodaca, como en todo, no ganó este punto, como tampoco lo hizo Monterrey.

Todos los demás municipios dijeron haberlo hecho, aunque no fue posible localizar en todas las páginas ni siquiera las listas de casinos, menos las licencias del pasado.

Y en algunos casos, como en el de Guadalupe, los permisos publicados comprenden documentación que avala la operación de restaurantes con venta de bebidas alcohólicas, o salas de videojuegos, o salas con juegos de mesa, de modo que los documentos puestos en línea evidencian un manejo muy diverso de las licencias de uso de suelo en los distintos municipios metropolitanos.

Entre las recomendaciones de la plataforma está la que le hizo a las autoridades apodaquenses: “Es esencial que el municipio de Apodaca realice lo conducente para publicar los permisos municipales otorgados a casinos en su territorio. Que el alcalde refrende su compromiso con esta acción, en forma pública, como se ha hecho en los demás municipios.

“"La modificación del Plan de Uso de Suelo es urgente, recomendamos que se asesoren con especialistas tanto urbanistas y abogados, para que el blindaje sea eficiente"”.

Sobre Escobedo, que se autocalificó con 10 puntos, la plataforma evidencia la complejidad del tema con el ejemplo del Casino Malibú, que a pesar de carecer de un permiso federal válido, reabrió el pasado mes de febrero.

“Es urgente que el Alcalde César Cavazos delinee estrategias con SEGOB y el Gobierno estatal, para poder atacar estas situaciones irregulares”, recomienda la plataforma.

Sobre Juárez, el dictamen dice que se trata del municipio más atrasado en materia de blindar sus reglamentos contra establecimientos tipo casino; la recomendación es consultar con expertos para actuar cuanto antes.

En cuanto a Monterrey, “el municipio con la situación más complicada en materia de casinos”, el problema es doble: uno, la cantidad de negocios; otro, la muy variada situación legal de los casinos existentes. Fue, sin embargo, el primer municipio que abrió mucha documentación al escrutinio público.

La plataforma lanza un reto a la alcaldesa Margarita Arellanes, pidiendo que en caso de hallar irregularidades de sus antecesoras, actúe por la vía penal. “Esperamos que la Alcaldesa no será la tapadera de ningún funcionario corrupto, en su administración o en las anteriores”.

Respecto a San Nicolás, la plataforma señala que a pesar de tener pocos casinos, no dispone de un diagnóstico de la situación legal, además de que los cambios a la reglamentación municipal se están demorando.

“"Recordamos al alcalde que los compromisos firmados también se acompañaron de un calendario"”, recuerda la plataforma Alcalde, ¿cómo vamos?

Claves

Poner atención

-La plataforma premia con puntos transparentar las autorizaciones municipales concedidas por administraciones anteriores, aunque los permisos sean no válidos en sentido estricto.

-Desde la terminología hasta los criterios de aprobación son diferentes para cada municipio de la zona metropolitana. Sería positivo para las administraciones llegar a acuerdos de nomenclatura y significado.

-Un paso importante hacia el acuerdo de los tres poderes se dará el miércoles 20 de marzo, si Gobernación envía a dialogar a un funcionario de buen nivel.

REDACCIÓN