25 de octubre de 2013 / 11:11 p.m.

En cada estadio, el sonido local toca algunos segundos de la canción favorita del bateador en turno del equipo de casa o del pitcher relevista que entra al juego, y conforme van pasando los duelos de temporada regular, las melodías empiezan a hacer una sinergia con los aficionados.

En el Clásico de Otoño la fiesta es enorme. El caso más notable es la interacción que se da con la canción seleccionada por el jardinero de los Medias Rojas, Shane Victorino.

El patrullero llegó apenas esta temporada a los patirrojos y su aparición en la caja de bateo hace que más de 30 mil personas en el Fenway Park canten al unísono. Victorino seleccionó la canción Three little birds de Bob Marley, que tras los primeros acordes es silenciada por el sonido local para permitir la continuación del juego; sin embargo, los fans se encargan de terminar la estrofa que faltaba cantando a todo pulmón.

Además de eso, es ya un sello de la casa que al pasar a la parte baja del octavo inning, se entone la canción Sweet Caroline, de Neil Diamond. Incluso, en ocasiones especiales, el propio cantante ha salido al campo para interpretarla en vivo en Boston.

EL DATO

Una de las canciones más famosas para presentar peloteros era Enter Sandman de Metallica, con la que el ex cerrador de Yanquis, Mariano Rivera subía al montículo.

Miguel Boada Nájera