17 de diciembre de 2013 / 07:05 p.m.

Monterrey.- La pequeña Ignacia Coralí estaba presurosa por nacer. Quería ya ver la luz y no dio tiempo de que su madre llegara a un hospital, porque finalmente nació en el asiento trasero de un taxi, en la avenida Lincoln.

"Estábamos en la casa de mi mamá, cuando ella me dijo que se sentía mal, y ya tomamos el taxi y nos vinimos al hospital", explicó aún nerviosa Karen González González.

Ella es prima de la feliz madre, Viviana Coral Medrano González, de 22 años y quien habita en la colonia Rómulo Lozano, en el sector de La Alianza, al norponiente de Monterrey.

En aquella zona abordaron un taxi y enfilaron rumbo al hospital Universitario, pero en Lincoln y Nueva Escocia, colonia Residencial Lincoln, el conductor ya no pudo seguir.

"Ella ya venía mal, hasta que llegamos aquí dijo que ya no aguantaba, y el taxista me ayudó", recalcó la prima.

El trabajador del volante, Genaro Maldonado Ponce, de 36 años, no tuvo más que pedir auxilio, arribando instantes después paramédicos de la Cruz Verde de Monterrey.

"Busqué arterias rápidas pero no encontré, y aquí fue donde se alivió. Lo que hice fue hablarle a la ambulancia que viniera, porque la muchacha ya se iba a aliviar, pero al llegar la ambulancia, ella ya se había aliviado", aseveró.

Maldonado Ponce dijo que en más de 10 años trabajando como taxi nunca había tenido una experiencia como esa, que terminó sorprenderlo y causarle una extraña sensación.

"¿Nervioso? Sí, como no, se sienten muchos nervios, ver a una persona así. Nunca había visto a una persona así. Es algo increíble y me sentí desesperado", puntualizó.

Los socorristas observaron que tanto la madre como la recién nacida se encontraban en buenas condiciones de salud, y serían llevadas al hospital para una adecuada revisión.

Trascendió que la joven Viviana Coral es madre soltera y habita en la casa de su tía, en la zona de La Alianza. Es de escasos recursos económicos y muy probablemente ella y su hija requieran apoyo para lo compra de pañales y leche, principalmente.

Agustín Martínez