2 de noviembre de 2013 / 06:02 p.m.

Cuando ganaba premio por su fildeo, era llamado al Juego de Estrellas y formaba parte de equipos que ganaron la Serie Mundial, Matt Williams, nuevo manager de los Nacionales de Washington causó gran impresión en Jayson Werth.

Williams quiere combinar lo que aprendió como jugador con análisis ultramoderno para dirigir a los Nacionales, su primer cargo de manager en Grandes Ligas.

"Era un tipo duro que jugó la antesala por muchos años", fue la forma en que el jardinero describió al manager.

"La vieja escuela es la vieja escuela, y eso es grandioso; pero si uno no se moderniza, hermano, entonces mejor hay que hacerse a un lado", dijo Williams, quien fue presentado formalmente como nuevo estratega de los Nacionales el viernes en una conferencia de prensa.

Williams conservará a casi todo el personal de su predecesor Davey Johnson, incluido el coach de banca Randy Knorr y el de pitcheo Steve McCatty. Matt LeCroy reemplaza a Jim Lett como coach de bullpen y Mark Weidemaier está siendo contratado como un séptimo coach, a cargo del posicionamiento de la defensiva.

Weidemaier estuvo con los Diamondbacks de Arizona, donde Williams fue coach de tercera base las últimas tres temporadas. Y fue un coach agresivo, y los Nacionales piensan seguir ese estilo.

En 2011 los corredores de ningún equipo fueron puestos out cuando corrían las bases más veces que los Diamondbacks de acuerdo con STATS.

Williams no se arrepiente de ello, al contrario, se jacta.

"Hace dos años encabecé a la liga en outs en el plato, lo que es bueno, según creo. Los fanáticos de Arizona tal vez piensen distinto y he escuchado eso en algunas ocasiones", dijo Williams. "Pero creo que si pones presión tienes la ventaja".

El manager espera usar esa forma de trabajo.

"Seré agresivo. Mi tendencia natural es, 'vamos por ello'. Quiero robos de segunda base, quiero jugadas de batear y correr. Quiero que alguien corra de primera a tercera, son cosas importantes para mí", agregó. "Creo que hemos visto que si podemos anotar una carrera extra seremos especiales, así que la agresividad es clave".

AP