2 de marzo de 2013 / 07:28 p.m.

Pese a no considerarse favorito, el español Rafael Nadal cumplió con los pronósticos y consiguió su pase a la final del Abierto Mexicano de Tenis, torneo categoría ATP 500 con más de un millón de dólares de bolsa.

Previó al duelo, el ex número uno del mundo sostuvo que frente a Nicolás Almagro, compañero en el equipo Copa Davis, no era favorito porque carecía del ritmo de juego de su compatriota tras una pausa de siete meses por una lesión.

Sin embargo, en la cancha y ante el espectador Nadal era el jugador a seguir y del que se esperaba llegara a la final, aunque a penas recupera su mejor tenis que lo llevó a ser el mejor del mundo.

Y así fue, el ibérico no tuvo un partido fácil, pues sudo cada punto y al final pudo ganar el partido por marcador de 7-5 y 6-4 para buscar su segunda corona del Abierto, luego de que en 2005 obtuviera el título.

Empero, enfrente esta el número uno de la siempre, David Ferrer, quien ya ha extendido su reinado por Acapulco y ahora peleará por su cuarta corona, precisamente cada que salta a la cancha se le recuerda su moto que adquiero en este mismo escenario y por el que es conocido como "El Rey David".

El número cuatro del mundo estará frente a frente en una final, que serenos rica como Épica por el gran calibre de sus contendiente, nunca antes había estado tan igualada, además que sus números lo ponen a un paso de igual a Thomas Muster. como máximo ganador del certamen.

Lo anterior luego de clasificarse a la final de la edición 20, con una victoria de 6-3, 6-7 (5/7) y 6-1 sobre el italiano Fabio Fognini, en semifinales, por casi dos horas y media de duración

Asimismo, la italiana Sara Errani podrá defender su corona luego de superar a la francesa Alize Cornet, tercera favorita y 36 de la WTA, por parciales de 6-2 y 6-1. En la final estará enfrentándose a la española Carla Suárez, quien busca su primer título como profesional.

Notimex