24 de enero de 2013 / 02:04 p.m.

San Pedro Garza García • La homologación de reglamentos municipales es algo que esta consensuado entre los alcaldes, aunque hasta ahora ninguno ha dado el primer paso para ponerse de acuerdo en cuales son los temas por donde se puede comenzar, pero definitivamente es algo que debe darse, consideró el munícipe sampetrino Ugo Ruiz Cortés.

Desde antes de tomar posesión, comenzaron a dialogar sobre el tema, de manera informal, y lo han sacado a flote cada vez que se reúnen.

“"Ya hay varios alcaldes que se han manifestado en ese sentido"”, y recordó que si bien la última manifestación fue la del alcalde de Apodaca, Raymundo Flores, ya la habían hecho otros, como la alcaldesa de Monterrey, Margarita Cervantes y en general, todos los del área metropolitana.

La idea es crear una mesa de homologación donde se vayan tratando estos temas, aunque no se han definido tiempos ni cuáles reglamentos pueden ser homologados.

Uno de ellos, consideró Ruiz Cortes es el de las sanciones a vecinos ruidosos. O los horarios de cierre para la venta de bebidas alcohólicas.

“"Se ha estado hablando del tema de las multas, los horarios (de venta de bebidas alcohólicas), el transporte"”, pero es necesario dialogar para definir en base a las particularidades e intereses de cada municipio.

La última reunión que tuvieron fue unos días antes de Navidad, para una cena en la que igualmente se tocó el tema, y seguramente, antes de terminar enero, habrá otra donde puedan ir definiendo ya de manera formal, qué se puede hacer.

“"Creo que podemos empezar con, primero entendiendo todas la disparidades que hay en los distintos municipios y ver que puede ser factible homologar.

Hay diferentes criterios en cada municipio, y aunque algunos temas son similares, la problemática puede diferenciarlos.

Hay declaraciones de coyuntura de los distintos alcaldes, con la intención de dar el paso, pero no lo hemos dado”, explicó el edil sampetrino.

Las multas por los vecinos ruidosos pueden ser una de las primeras homologaciones que se den, tal y como lo recomendó el alcalde apodaquense.

En realidad, dijo, en San Pedro la multa por alterar el orden con exceso de decibeles no es de 70 mil pesos, sino de cinco mil o seis mil, pero si hay una serie de reincidencias, es cuando puede llegar a casi los 70 mil pesos, aclaró el alcalde.

FRANCISCO ZÚÑIGA