12 de octubre de 2013 / 03:25 a.m.

Holanda confirmó su absoluto dominio sobre el grupo D de clasificación para el Mundial de Brasil, en el Amsterdam Arena, donde endosó un aluvión de ocho goles a una Hungría cuya defensa no apareció en todo el partido y a la que se le complican aún más si cabe las opciones mundialistas.

Holanda comenzó a presionar nada más comenzar el partido. En el minuto 3 ya tuvo una oportunidad y el primer tanto llegó en el 15, con un cabezazo lejano de Robin van Persie, que inauguró así su triplete contra los húngaros.

A mediados del primer tiempo, ya estaba claro que la supremacía holandesa no tenía resquicios. Aprovechándose de los errores de la defensa magiar, Strootman marcó, también de cabeza, el segundo gol de la selección "oranje" en el minuto 24.

A partir de ahí, Hungría se paralizó y apenas cruzó la línea de medio campo, ofreciendo el terreno a los holandeses que siguieron atacando y mandando balones al fondo de la portería húngara.

Lens en el minuto 37, con un tiro lejano a 37 metros y van Persie de nuevo en el minuto 42, dejaron el partido ya sentenciado incluso antes de terminar el primer tiempo.

El segundo tiempo comenzó con un penalti a favor de Hungría con el que Dzsudzsák marcó el único gol para los centroeuropeos.

La respuesta llegó con el hat trick de van Persie, que con ese tanto suma 41 con la selección naranja, lo que le permite superar el récord que tenía Patrick Kluivert,.

El festival de goles holandeses prosiguió con un gol en propia puerta de Devecseri. Van deer Vaart, primero y Robben luego aumentaron hasta ocho la cuenta de resultados de la "naranja mecánica".

EFE