17 de diciembre de 2013 / 02:36 a.m.

Narciso Mina llegó al futbol mexicano en plan de estrella proveniente del Barcelona de Guayaquil, en donde anotó 34 goles en la temporada 2012-2013. Pero en el conjunto azulcrema se quedó lejos de esa cifra, terminó por convertirse en el villano del América en la final del Apertura 2013 y ahora quedó oficialmente dado de baja del conjunto azulcrema.

Mina, quien antes de llegar a Coapa era constantemente llamado a la selección ecuatoriana, vino a la escuadra de Miguel Herrera para hacer pareja en la delantera con Christian Benítez, pero el dorsal número siete nunca pudo cuajar en el equipo al ser desplazado de la titularidad por Raúl Jiménez, por lo que fue relegado a la banca y tuvo apenas mil tres minutos y cinco anotaciones entre el Clausura 2013 y el Apertura 2013 con las Águilas.

Sus mejores actuaciones con el conjunto crema  se dieron durante la Copa MX del Clausura 2013, en donde marcó ocho anotaciones. Cabe mencionar, que la mayoría de los jugadores que disputaban este torneo eran suplentes en el torneo de liga.

Después, el ecuatoriano disputaría con América la Liga de Campeones de la Concacaf, en donde tampoco pudo brillar y se fue en blanco en cuanto a dianas.

En la final de vuelta del Apertura 2013, Mina tuvo la mejor oportunidad de lavar su imagen con goles, pero para infortunio del jugador sudamericano se perdió varias ocasiones de gol para la escuadra americanista que a la postre serían vitales para el campeonato del León.

Hoy se anunció oficialmente la baja del artillero de la escuadra de Coapa, por lo que hoy también terminó oficialmente la etapa gris de Narciso Mina en el América.

REDACCIÓN