3 de marzo de 2015 / 06:47 p.m.

Monterrey.- Enedina Arellano Félix, 'La narcomami' o 'La jefa', líder del Cártel de Tijuana, fue señalada por la Agencia Antidrogas de Estados Unidos como la mujer más poderosa del narcotráfico.

Arellano Félix de 50 años, lideraba el cártel junto con su sobrino Fernando Sánchez Arellano, 'El Ingeniero', quien fue detenido cuando veía un partido de la Selección Mexicana en junio de 2004.

Según informes dela DEA, "La Jefa" es contadora profesional y encargada de administrar las finanzas del Cártel de Tijuana.

Es señalada también como participante en negocios con el Cártel del Pacífico y el 'cerebro' del grupo delictivo, teniendo como actividad principal el lavado de dinero, de acuerdo a investigaciones de la DEA que reveló el diario El País.

La agencia anti-drogas señala que Enedina es "discreta, que habla poco, evita las excentricidades y prefiere mantenerse en las sombras".

LA HISTORIA

A finales del siglo XX la familia Arellano Félix fundó el Cártel de Tijuana, cuyo grupo criminal dominó importante territorio del narcotráfico en México y desató una sangrienta guerra contra el Cártel de Sinaloa, liderado por quien fuera el narco más poderoso y buscado en el mundo, Joaquín "El Chapo" Guzmán.

La guerra entre los carteles de Sinaloa, de Tijuana y de Juárez causó miles de muertes al norte de México.

Ramón Arellano, integrante del cártel fue señalado en 1992 como responsable de asesinar a 12 miembros de una sola familia en Ensenada, Baja California. Él Murió en un tiroteo en febrero del 2002 y sus hermanos sucedieron el mando del cártel, pero uno a uno fue capturado por las autoridades y otro más fue asesinado.

Benjamín Arellano Félix, fue capturado en marzo del mismo año, cuando tenía el mando de la organización.

En el 2006 otro integrante, Francisco Javier fue arrestado en Estados Unidos. A Eduardo lo capturaron dos años más tarde en Tijuana.

Francisco Rafael Arellano Félix fue asesinado por un sicario disfrazado de payaso en una fiesta celebrada en Los Cabos, en 2013.

Tras su muerte, asumió el poder de la organización, ahora debilitada, una mujer que incluso estaba entre los invitados en la fiesta donde lo asesinaron: Enedina, una de las cuatro hermanas del clan y la más activa en los negocios familiares.

México y Estados Unidos ha considerado al cártel como débil "El cártel es solo un cascarón de lo que un día fue, solo que ahora opera de una manera distinta", declaró una fuente de la policía.

Enedina Arellano Félix, pasa desapercibida en las listas de los capos más poderosos de México, a pesar de ser la única mujer líder en un cártel del narcotráfico.

La DEA asegura que la palabra 'discreta', es la que la define. Es una mujer que habla poco, evita las excentricidades de otros capos y que suele levantarse muy temprano. 

En la actualidad, la organización se ha reagrupado en Rosarito, Solar y El Cacho, Baja California. Autoridades aseguran que también tratan de operar en lugares controlados por el cártel de Sinaloa.

El periodista Ricardo Ravelo publicó en el año 2011 que Enedina "no es la matona cruel, ni la dama obsesionada por el poder y la belleza. Es escurridiza, mecánica, discreta e inteligente".

Cuando tenía 16 años, su familia ya era identificada por las autoridades como un cártel sangriento, y eso le impidió lograr una sola cosa; ser reina del carnaval de Mazatlán.

FOTO: EspecialMAGALY MONSIVÁIS