— ALEJANDRO MADRIGAL
20 de marzo de 2013 / 02:03 p.m.

Dos meses bastaron para capacitar a los 200 asesores de la Policía Federal que desde el 16 de enero operan el Centro de Atención del Comisionado (Ceac) Manuel Mondragón y Kalb, un Call Center que recibe llamadas en el 088 y atiende emergencias y denuncias anónimas, aunque las denuncias más comunes son las extorsiones.

Desde su creación se han recibido 42 mil llamadas, de las cuales 11 mil 800 son por ese delito, para el que han sido capacitados los asesores a través de un curso especial.

Una persona llamó desde la delegación Iztapalapa para denunciar que su hija recibió una llamada telefónica, supuestamente del grupo delictivo La Familia. La asesoría que recibió de este centro le aclaró el panorama.

El asesor 35 responde: “"Estos grupos delictivos sí operan en la zona centro del país, pero jamás nos llaman por teléfono; cuando quieren algo van a vernos a nuestra casa y nos dejan un recado, no nos llaman por teléfono. De entrada, todo eso es falso: los originales y verdaderos zetas, caballeros templarios y familia michoacana nos visitan en nuestra casa. ¿A su hija la han ido a ver? Entonces son imitadores"”.

El Ceac es un proyecto que el comisionado nacional de Seguridad, Mondragón y Kalb, creó antes en el Distrito Federal cuando fue secretario de Seguridad Pública, solo que entonces lo denominó Centro de Atención del Secretario.

De acuerdo con el encargado de ese centro telefónico, Federico Robles, los principios son los mismos, pero la demanda es mayor.

"“La mística que el doctor Mondragón ha impuesto es la misma, solo que aquí la responsabilidad es mucho mayor, porque la atención es nacional; no es lo mismo una llamada sobre una infracción que una de secuestro"”, dijo.

La misión del 088 es ofrecer solución en 10 minutos: "“Lo que buscamos es generar confianza y credibilidad en función de los resultados que demos. La mayoría de la gente que tenemos aquí tiene entre cuatro a cinco años laborando, lo que implica que conocen la institución.

"“Es decir, no estamos con gente nueva tratando de atender (distintos problemas), lo que estamos buscando es esa parte joven, nueva, accesible que tenga una cercanía con los ciudadanos, una nueva cara de la policía con la gente”".

Todos los días se atienden 700 llamadas en 90 líneas. La zona centro del país es la más demandante y, por más extraño que parezca, cada llamada tiene seguimiento en el Ceac.