11 de julio de 2013 / 12:50 a.m.

Los Angeles • En el marco del juicio emprendido por la madre de Michael Jackson contra la promotora AEG Live LLC, Kenny Ortega, director de la gira de conciertos 'This is It', habló este miércoles sobre el ensayo que se realizó seis días antes de la muerte de Jackson en junio de 2009.

"Vi a un Michael que me asustó", dijo Ortega, quien calificó la apariencia de Jackson como "muy, muy alarmante".

El estado en que se encontraba Jackson le impidió ensayar ese día, agregó Ortega.

El director y coreógrafo también dijo que Jackson faltó a numerosos ensayos para su gira "This Is It" y que parecía estar bajo los efectos de alguna substancia al menos en cuatro de las prácticas.

La condición de Jackson era "bastante obvia" para las otras personas involucradas en la producción, dijo.

Ortega lloró cuando leyó un correo electrónico que le envió al director general de AEG Live LLC en el que describía a Jackson como un "chico perdido". La madre del cantante, Katherine Jackson, también pareció llorar en la corte al oír las descripciones de lo que habrían sido los últimos días de su hijo.

Katherine Jackson afirma que la promotora de conciertos no hizo caso de las señales de alarma sobre la salud de su hijo y no investigó adecuadamente al médico sentenciado por homicidio involuntario que le proporcionó la sobredosis del anestésico propofol que le quitó la vida.

AEG niega haber contratado al médico de Jackson, Conrad Murray. La empresa también dice que no había manera de saber que el médico le estaba dando propofol a Jackson para ayudarle a dormir.

Ortega detalló previamente sus observaciones sobre el ensayo del 19 de junio de 2009 durante el juicio penal contra Murray.

Dijo al jurado civil que envió el correo sobre el estado deplorable de Jackson al director general de AEG Live, Rany Phillips, para indicar que el cantante necesitaba ayuda profesional. También dijo que de acuerdo al estado de Jackson no le parecía posible que "This is it" pudiera continuar, pero que esperaba que las cosas cambiaran.

El director dijo que llamó varias veces a Murray esa noche, pero que su única preocupación era la salud de Jackson. Ortega y Jackson habían trabajado en otras dos giras y habían sido amigos por años.

Los integrantes del jurado ya habían escuchado que Jackson no podía ensayar de otros testigos, pero Ortega es el empleado de la gira de mayor rango en testificar en el juicio civil y el que tenía contacto más directo con los ejecutivos de AEG y con el mismo Jackson.

Ortega también dijo al jurado que tenía que trabajar directamente con Murray para coordinar los horarios de ensayo de Jackson.

AP