Ignacio Alzaga 
14 de agosto de 2013 / 11:18 p.m.

 

Ciudad de México • El general Ernesto Aguilera Casados, director del Colegio de la Defensa Nacional, afirmó que para enfrentar los retos inherentes a los crispados tiempos que se viven, los cuales se manifiestan en sucesos lamentables que intentan violentar al Estado, se requieren mandos especializados en seguridad nacional e interior, así como fortalecer el Ejército y las instituciones responsables de garantizar la tranquilidad de los mexicanos.

Durante la ceremonia de graduación de 42 mandos militares y cinco civiles, entre ellos de la Procuraduría General de la República y de la Policía Federal en la maestría en Administración Militar para la Seguridad Interior y Defensa Nacional, dijo que la tolerancia, el respeto y el entendimiento deberán ser los principios que rijan su proceder para proteger la unidad nacional.

Sostuvo que la vertiente de seguridad interior requiere de la más pronta atención, “a fin de esclarecer y definir diversos aspectos de carácter conceptual, doctrinario y normativo que son imprescindibles para preservar la estabilidad, la integridad y la permanencia del Estado mexicano”.

El acto estuvo encabezado por el secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos Zepeda, quien estuvo acompañado por el titular de la Armada de México, Vidal Francisco Soberón, y el procurador general de la República, Jesús Murillo Karam.

A nombre de los graduados, el general de brigada de justicia militar, Gonzalo Corona, sostuvo que desarrollo y tranquilidad se convierten en binomio indisoluble.

“Arribamos a la conclusión de que la seguridad es un asunto de Estado, en donde deben de participar todos los órdenes de gobierno y los diversos actores sociales, para delinear una estrategia nacional que fomente el desarrollo en un ambiente de paz y de tranquilidad”, puntualizó.