26 de mayo de 2013 / 01:59 p.m.

Monterrey.- • El hombre que salvó a sus cuatro hijos de morir en el incendio de su casa, se encuentra estable de salud, aunque con dos costillas rotas y una perforación en el pulmón.

José Gerardo Baena Trejo, de 56 años, detalló que necesita un sillón para descansar, pues los médicos le recomendaron guardar reposo por más de quince días.

"Eran como las 3:30, yo me metí por la puerta principal, porque yo pensaba que estaba el niño especial, pero ya estaba todo en llamas, estaba lleno de humo y con lumbre todo, me metí por el patio y mi hijo estaba grite y grite", detalló el lesionado.

Los hechos se registraron la madrugada del lunes 20 de mayo, alrededor de las 3:00 horas.

Actualmente, su domicilio permanece resguardado por elementos de la policía municipal de Santa Catarina, ante el riesgo de un derrumbe.

Pese a que el padre de familia no contaba con un empleo, detalló que en ocasiones un vecino le prestaba un vehículo de alquiler, para apoyar a su esposa con los gastos de la familia.

"La gente no salió porque tienen clima; me caí, ya no me podía levantar; (…) necesito un sillón para recuperarme, nos hace falta de todo", declaró en entrevista.

Para María Francisca Alvarado Muñiz, madre de familia, las necesidades son muchas. Sin embargo, explicó que lo que más les hace falta es un comedor y una alacena.

La mujer mencionó que las terapias de su hijo Jordan, quien padece parálisis cerebral infantil, no tienen costo para ella, pues se realizan en el IMSS.

Pese a que la familia ha sido apoyada por personal del DIF y del municipio de Santa Catarina, la ayuda no es suficiente. Si usted desea apoyar, puede comunicarse con ellos al número 811?270?0451.

CYNTHIA SALAZAR