24 de febrero de 2013 / 05:56 p.m.

Monterrey • Ante la contaminación del aire y la falta de árboles en el área metropolitana de Monterrey, el ecologista Guillermo Martínez Berlanga urgió a las autoridades a atender el tema, ya que se requiere de unos 25 espacios similares al Parque Fundidora.

Señaló que otra medida que pudiera ayudar es sembrar un árbol por cada medidor de los de Agua y Drenaje, ya que actualmente cuenta con un millón 400 mil en los municipios metropolitanos.

Dijo que la problemática es mayúscula, pues en los últimos años los problemas en la salud se han incrementado debido a la mala calidad del aire, y como ejemplo puso el incremento en casos de cáncer en menores de 14 años de edad.

Destacó que lo importante es que haya una política de Estado para mantener un aire limpio.

"Hay que establecer una campaña de recuperar 25 espacios similares al de Fundidora, un millón de árboles en la zona metropolitana, como lo hizo Madrid hace cinco años.

“Si le bajáramos 10 puntos a las PM10 (partículas menores a 10 micras), nos ahorraríamos hasta mil 400 millones de dólares en salud anuales”, dijo.

Explicó que el estado percibe alrededor de 66 mil millones de pesos de presupuesto anual y solamente le dedican 50 o 60 millones al medio ambiente, algo que, dijo, es ridículo.

"Le dedican muy poco dinero, es un ecocidio y ya lo estamos pagando; este estudio es contundente, está pagado por Conacyt, Semarnat y está muy bien hecho, hay que hacerles caso a los expertos", manifestó.

FRENTE COMÚNLa creación de un frente común por parte de los alcaldes para mejorar la ecología en la zona metropolitana y una consulta ciudadana para que expertos opinen sobre cómo mejorar el medio ambiente, fue lo que propuso María de Jesús Marqueda, presidenta del Comité Ecológico Probienestar.

La ecologista sugirió que se revise si los árboles en toda la ciudad se encuentran en buenas condiciones, que no estén enfermos.

Criticó que algunos ediles hagan promesas de mejorar el medio ambiente y luego no cumplan.

"Ver todos los árboles viejos que existen, ver en realidad si no están invadidos por termitas, por cuestiones de insectos, hormigas, porque nosotros conocemos de árboles que están huecos y que son un peligro para la integridad de la población.

"En realidad se necesita una consulta ciudadana para que los expertos opinen, pero en realidad, a las consultas que se han hecho en equis o ye problema de desarrollo, en cualquier problema de desarrollo, los comitecitos que forman, ya van a levantar el dedo de una decisión tomada con antelación", declaró.

Dijo que se debe de revisar la calidad de árbol que se vaya a sembrar para evitar que no se sequen o que no sean plántulas, porque tardan mucho en desarrollarse.

La versión de Marqueda surge luego de que se publicara ayer en este medio de comunicación que el municipio de Monterrey realizó un diagnóstico para saber en qué condiciones se encuentra esta ciudad capital en cuanto al medio ambiente y ecología.

"Como fue la invasión que se hizo con los ficus, que en poco tiempo se secaron, con una heladita todos tronaron, entonces es inversión, es gasto en agua y en jardinería y todo en realidad es bluff", dijo.

MARILÚ OVIEDO Y RICARDO ALANÍS