7 de septiembre de 2013 / 02:49 p.m.

Monterrey • La profesión que desempeñaba y su actividad económica podrían ser las principales hipótesis de investigación que siguen las autoridades estatales para esclarecer el asesinato del ex diputado local panista, Hernán Belden.

Aunque en diferentes ocasiones la Procuraduría del Estado aseguró tener líneas de investigación y varios móviles, el caso sigue sin detenidos, sin identificar un responsable y sin resolver cuestionamientos.

Aunque la Procuraduría de Justicia en el Estado ha manejado con total hermetismo las investigaciones del caso que ocurrió el 7 de septiembre del año pasado, cuando fue secuestrado el ex legislador, se confirmó que la averiguación de los hechos continúa activa.

Trascendió que son varias hipótesis con las que cuentan los elementos del grupo de homicidios de la Agencia Estatal que tienen asignadas las indagatorias.

Pero las principales son la profesión que desempeñaba el ex político que apareció asesinado el 11 de septiembre de 2012 en un paraje del parque ecológico La Huasteca, así como sus actividades económicas.

Después de que se iniciaron las investigaciones del caso, varias personas comparecieron como testigos dentro de la averiguación previa que integra el agente del Ministerio Público especializado en homicidios.

Aparentemente, hasta la fecha, algunas de esas personas han comparecido incluso en dos o tres ocasiones para responder a cuestionamientos en relación a la muerte violenta del político.

Entre las personas que han declarado están el alcalde de San Pedro Garza García, Ugo Ruiz Cortés; su antecesor, Mauricio Fernández Garza, y el diputado federal Víctor Fuentes.

También acudió a dar su testimonio Edelmiro Sánchez, quien cuenta con antecedentes criminales por diversas actividades ilícitas, principalmente, de índole federal.

Con las declaraciones de los testigos que han comparecido en la indagatoria, la Procuraduría de Justicia ha reunido datos para establecer líneas de investigación para la resolución del caso.

Pero, a un año de que se registró el acontecimiento violento, no cuenta con suficientes pruebas para atribuirle responsabilidad a alguna persona o establecer en concreto los motivos por los que fue secuestrado y asesinado el político panista.

Según la información dada por las autoridades, Belden había acudido esa mañana a una cita médica a la Clínica San Francisco, ubicada en la zona de la colonia Los Doctores, de donde salió repentinamente para dirigirse al Motel donde supuestamente fue plagiado.

REDACCIÓN