19 de febrero de 2013 / 05:39 p.m.

A unos días de enfrentar a Querétaro, en choque directo por el no descenso, el técnico de Atlas Tomás Boy, reconoce que existe nerviosismo de ambas partes, él, en lo personal, los siente antes este duelo tan trascendental. "Es normal, los nervios son normal, no hay nada que decir, hemos sido favorecidos o por buenos arbitrajes o por malos arbitrajes, hemos anotado un gol en offside, ellos también anotaron uno en offside, es normal, los nervios están ahí, y es normal que la directiva haga su parte, no me preocupa". El timonel de los Zorros no cree que este duelo marcará la historia del descenso, pero sí podría darles la posibilidad de despegarse a 12 puntos a falta de nueve jornadas para el final. "No puedo decir que sea una final, pero sí es un partido con circunstancias muy especiales, porque ambos equipos estamos ansiosos de que esto suceda, de que podamos enfrentarnos para medirnos en las posibilidades a futuro. No creo que sea determinante (el partido), pero sí será muy importante y nosotros estamos trabajando duro para pasar este partido".

La directiva rojinegra recibió de parte de la Liga MX la petición para que su barra no viaje a Querétaro, asimismo, el equipo atlista tendrá un operativo de seguridad especial para este compromiso.

Rigoberto Juárez