7 de mayo de 2013 / 06:38 p.m.

 

 

 

Chilpancingo • El gobernador estatal, Ángel Aguirre Rivero, aseguró que los policías de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias fueron detenidos porque salieron de su zona de influencia y portaban armas prohibidas, lo que implica que violaron la ley.

En la plaza central de Chilpancingo, el jefe del poder Ejecutivo local negó que la detención sea consecuencia de alguna venganza motivada porque la CRAC respaldo el movimiento emprendido por el magisterio disidente contra la reforma educativa

Aguirre Rivero explicó que los policías comunitarios junto con su coordinador Eliseo Villar Castillo salieron indebidamente de sus comunidades e ingresaron al puerto de Acapulco portando armas de fuego, por lo que el Ejército tuvo que interceptarlos.

No descartó la posibilidad de que funcionarios de su administración hayan otorgado un oficio para permitir el tránsito de los comunitarios hacia el puerto de Acapulco, pero aclaró que nunca se dijo que los integrantes de la CRAC irían armados.

Sin embargo, destacó que se busca una salida legal para facilitar la liberación de los comunitarios, aunque reafirmó que dos de ellos no tendrían derecha a fianza porque se informa que tenían en su poder armas prohibidas.

Rogelio Agustín