19 de febrero de 2013 / 09:57 p.m.

Ciudad de México • Rocío Rebollo Mendoza, presidenta municipal de Gómez Palacio, Durango, dijo que nunca ha tenido relación con el crimen organizado, por lo que negó que deba estar temerosa de ataques en su contra.

Aunque las instalaciones de su familia y su casa han sido asaltadas, la alcaldesa aclaró: “Salgo con la tranquilidad de que no debo nada a nadie (…) no tengo por qué estar temerosa de algo que no debo”.

Sobre el hecho ocurrido ayer, donde cuatro madererías de su familia fueron quemadas, la funcionaria aseguró que existen dos posibles móviles: uno de fines políticos, por su posible candidatura a una diputación local y otro por el despido de policías municipales.

Entrevistada en Radio Fórmula por Joaquín López-Dóriga, Rocío Rebollo consideró tener una “trayectoria intachable” y lamentó la situación de inseguridad que vive el municipio a su cargo, aunque idealizó con que la situación mejore.

“No sé. Realmente, tampoco soy suicida y temeraria, pero confió en que tenga que mejorar”, subrayó.

La alcaldesa explicó que Gómez Palacio es vigilado por 650 soldados aproximadamente y aseguró que, aunque antes “tenía una vida muy libre”, ahora es acompañada por elementos del Ejército.

Aún así, la mandataria consideró que “en los momentos difíciles, como los que está pasando mi municipio, sería muy triste que su primera autoridad los abandonara”.

Redacción