27 de marzo de 2013 / 07:11 p.m.

Monterrey  • El representante de los trabajadores de casinos adheridos a la CROC, Félix Coronado, negó haber amenazado a la alcaldesa de Monterrey, Margarita Arellanes Cervantes, por la polémica de casas de apuestas.

Durante una entrevista con Milenio Radio, Coronado aseguró que las estrategias para defensas de los casinos tienen el objetivo de defender a los trabajadores.

"En ningún momento he hablado con la alcaldesa, en ningún momento creo que yo la he amedrentado a ella, únicamente lo que se ve, nunca he platicado con ella, ni ella trató con otras personas esos temas (cierre de casinos).

"Yo respeto a una dama y no puedo estar al tú por tú con ella, ya nosotros estamos analizando estrategias para defender los derechos de los trabajadores", subrayó el dirigente.

Coronado estableció que no es cerrando casinos la forma en que se va a terminar con la ludopatía, por lo que establecidó que la alcaldesa está equivocada.

En entrevista con Enrique Burgos, dijo que la edil pretende favorecer a algunos empresarios del rubro cerrando casinos, pues afirmó que hay un corredor donde se encuentran ubicados algunos negocios que se cerraron y otros que son de la competencia siguen abiertos.

Mencionó que entre las empresas afectadas están compañías internacionales, que han cumplido en el ámbito laboral con todas las prestaciones de ley y por eso se va a demostrar que todo se encuentra legal.

"Nuestra estrategia es que buscaremos los recursos legales y llegaremos a las instancias jurídicas para defender los derechos de los trabajadores", agregó.

REDACCIÓN