21 de agosto de 2013 / 08:31 p.m.

Ciudad de México • La Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) negó un amparo a José Vázquez Villagrana, El Jabalí, identificado como operador de Joaquín El Chapo Guzmán, quien impugnó el aval de México para ser extraditado a Estados Unidos.

Con cuatro votos a favor y uno en contra, los ministros determinaron que no había razones para conceder el amparo a esta persona, acusada de ordenar el asesinato de integrantes de grupos rivales, ya que alegó cuestiones de legalidad que sólo competen resolver a un órgano judicial inferior.

La última palabra para la extradición de Vázquez Villagrana la tendrá ahora el Tercer Tribunal Colegiado en Materia Penal en el Distrito Federal, el que resolverá de forma definitiva si procede o no la entrega de esta persona que coordinaba los envíos de droga del cártel de Sinaloa.

En febrero de 2010, la Policía Federal capturó en Santa Ana, Sonora, a Vázquez Villagrana, a quien se presentó como el líder del grupo delictivo Los Jabalíes, el cual opera para El Chapo Guzmán.

De acuerdo con la corporación policiaca, Vázquez Villagrana coordinaba el envío de diversos cargamentos de mariguana y de más de dos toneladas de cocaína mensuales desde Nicaragua, Jamaica y Colombia, vía Panamá, a los estados de Chiapas y Oaxaca.

El anuncio de su captura lo realizó el entonces jefe de la Sección Tercera de la Policía Federal, Ramón Eduardo Pequeño, quien dijo que dicha persona trabajó para el cártel de los hermanos Beltrán Leyva – haciéndose compadre de Alfredo Beltrán El Mochomo-, con quienes rompió relación a mediados de 2009, luego de que estos últimos se aliaron con Los Zetas.

Vázquez Villagrana fue señalado como responsable de los enfrentamientos que se suscitaron en Sonora, en diciembre de 2009; además de que encabezó a un grupo de sicarios que arribó a Nogales –cuyos vehículos tenían una “X” para distinguirse-, y colocar narcomantas en Agua Prieta, con mensajes dirigidos contra los Beltrán Leyva y Los Zetas.

En esa ocasión, el funcionario federal mencionó que la organización de Los Jabalíes, se caracteriza por ser un grupo criminal violento, el cual utiliza armamento de alto calibre, como el que aseguró la Policía Federal el 13 de abril de 2009, en Santa Ana, cuando fue detenida Cynthia Anaís Beltrán Cabrera, a quien se le aseguró una ametralladora “browning” calibre 50 milímetros, una ametralladora calibre .30 mm y un fusil barret calibre .50, así como 249 cargadores para fusil AK-47.

El Jabalí transportaba la droga vía aérea hasta el norte de Sonora, en donde era almacenada en ranchos de su propiedad para después enviarla a Estados Unidos.

Indicó que en 1990, el estado de Arizona, Vázquez Villagrana se enroló al Ejército estadunidense, del cual desertó un año después de haber conseguido la ciudadanía americana.

A su regreso a México, empezó a coordinar el trasiego de pequeños cargamentos de mariguana en la zona de Santa Ana, Magdalena de Kino y Nogales.

Para 1996, comenzó a realizar el cobro de cuota para el trasiego de marihuana a Estados Unidos, empleando para ello su rancho ubicado a 50 kilómetros de la línea fronteriza en el municipio de Magdalena de Kino, sitio estratégico geográficamente para el paso de drogas e indocumentados.

Con el tiempo se convirtió en uno de los principales operadores de la zona, adquiriendo aeronaves, las cuales puso al servicio de El Chapo y del cártel de los Beltrán Leyva.

RUBÉN MOSSO