20 de septiembre de 2013 / 09:45 p.m.

El técnico portugués José Mourinho negó que su equipo, el Chelsea FC pase por momentos de crisis, tras no ganar en sus últimos cuatro partidos, al tiempo de señalar que se trata sólo de "un par de malos resultados".

"Estoy preocupado porque he perdido y no me gusta perder, pero así son las cosas a veces. Para mí no hay crisis, son sólo dos malos resultados", expresó el entrenador en rueda de prensa antes de enfrentarse el sábado al Fulham en la quinta jornada de la Premier League.

Luego de caer 1-2 ante el Basilea en el inicio de la Liga de Campeones, la prensa británica criticó duramente el desempeño de "Los Blues", lo que a su vez generó enfado del dueño del club, el magante ruso Roman Abramovich.

"Tendréis que esperar. Si puedes elegir, es mejor empezar mal y acabar bien, y no al revés, aunque estoy de acuerdo con que idealmente lo mejor sería empezar bien, continuar bien y acabar bien" dijo el timonel luso.

"Tengo un trabajo qué hacer, sé dónde quiero ir y yo sé los pasos que tengo que tomar. También sé que cuando se quiere construir algo diferente y los jugadores se sienten cómodos con una filosofía que he tenido durante años, es más difícil", agregó "Mou" sobre las críticas a su equipo.

Respecto a sus últimas decisiones tácticas, al dejar a Fernando Torres y a Demba Ba en la banca y otorgar la titularidad al recién llegado, el camerunés Samuel Eto?o, el timonel de 50 años de edad señaló que para algunas posiciones necesita "más información para ver si son los mejores jugadores".

Por último, el ex preparador del Real Madrid reconoció que el conjunto de Stamford Bridge no es un equipo que pueda darse el lujo de "esperar tres o cinco años" para obtener los resultados deseados.

"No me gusta cómo ha jugado el Chelsea las últimas dos temporadas. Al club tampoco le gusta y queremos cambiarlo. Queremos un estilo diferente. Si alguien espera que mañana salga a jugar contra el Fulham con nueve jugadores detrás del balón y espere a que ellos cometan un error para ganar 1-0, entonces no me iría contento a casa", finalizó Mourinho.

Notimex