26 de septiembre de 2013 / 09:50 p.m.

MÉXICO .- Autoridades federales de Estados Unidos presentaron una demanda civil en Texas para incautar cerca de 2.8 millones de dólares de una cuenta bancaria en las Bermudas, presuntamente controlada por el ex gobernador interino del estado norteño de Coahuila. La demanda, presentada el martes en una corte de distrito de Texas, señala que el dinero podría prevenir de malversación de recursos del gobierno estatal por el ex gobernador interino Jorge Juan Torres López. A lo que Torres rechazó haber incurrido en algún delito y señaló que se defendería para demostrar su inocencia. "Niego categóricamente haber incurrido en un delito de esa naturaleza", señaló. "Me defenderé legalmente de esta acusación; demostraré mi inocencia y la licitud de esos recursos, que son patrimonio mío y de mi familia y producto de una vida de trabajo", aseguró. Torres López fue gobernador interino de Coahuila en 2011, en sustitución del ex gobernador Humberto Moreira. La administración de Moreira, quien en 2011 era el presidente del hoy gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI), estuvo marcada por escándalos financieros relacionados con el uso de documentos falsos para solicitar deuda estatal millonaria. Algunos ex funcionarios fueron acusados por esas irregularidades, incluido el ex tesorero que se encuentra prófugo. Moreira renunció al PRI después de las revelaciones sobre la contratación irregular de deuda. En la demanda ante la Corte de Distrito para el Distrito Sur de Texas, sin embargo, se señaló que Torres intentó mover el dinero de la cuenta en el banco Old Mutual de Bermudas a otra en Alemania apenas dos semanas después de que fiscales estadounidenses anunciaron una denuncia similar contra Héctor Javier Villareal, el ex tesorero de Coahuila acusado de lavado de dinero en México. La demanda detalla como Torres dio información irregular a banqueros de JP Morgan Chase cuando abrió una cuenta en Texas en 2008, presuntamente utilizada para enviar dinero de México y luego canalizarla a otra en las Bermudas. En ese momento, Torres había terminado su cargo como secretario de Finanzas de Coahuila y se desempeñaba como alcalde de Saltillo, en el mismo estado. "Torres preguntó específicamente a unos de los banqueros de JP Morgan Chase si las transferencias podrán ser borradas del sistema para que no se viera que las transferencias iban de México a Bermudas a través de Estados Unidos", según el documento legal. Se añade que Torres dio varias explicaciones sobre el origen de sus recursos, entre ellas que era propietario de Cemex, una empresa mexicana considerada entre las mayores productoras de cemento en el mundo. La demanda refiere que la información era incorrecta. En sólo tres días de febrero de 2008, Torres recibió tres transferencias en pesos mexicanos que equivaldrán a unos 2,5 millones de dólares. La demanda refiere que el ex funcionario se puso "extremadamente enojado" cuando documentos sobre las transferencias le fueron enviados a su dirección en México. "Torres le dijo al banquero que... era un funcionario público" y no podía tener detalles sobre la cuenta de Bermuda en México. En una entrevista con una agente federal estadounidense en agosto de 2012, Torres rechazó tener más dinero en el exterior que dos pequeñas cuentas en Estados Unidos, además de otras en México, según el documento.