9 de abril de 2013 / 01:26 a.m.

Monterrey.- • Ante la queja de una mujer exempleada de Tránsito de Monterrey sobre abusos por parte del mando de la corporación, la alcaldesa Margarita Arellanes Cervantes dijo que ninguna de las afectadas ha ratificado su denuncia.

“De momento no se ha reafirmado este tipo de situación, pero permaneceremos vigilantes; hemos buscado que se presente alguna denuncia, aunque ofrecimos que se hiciera de manera anónima y llegar hasta las últimas consecuencias: no se han ratificado estas denuncias”, dijo Arellanes.

Esto luego de que, en una de las protestas, algunas mujeres manifestaron públicamente ante los medios de comunicación ser víctimas de abusos por parte de algunos de sus superiores de Tránsito.

Ellas, presuntamente, señalaban ser víctimas por parte de mandos militares que dan preferencia en el trabajo a quienes responden sus insinuaciones.

Fue el caso de Daniela María Torres, quien el 25 de marzo explicó a los medios de comunicación que la dieron de baja, sin importar que había pasado sus exámenes de confianza, presuntamente, al regresar de sus vacaciones le dijeron que ya no formaba parte de la corporación.

La joven aseguró que muchas de sus compañeras eran acosadas e invitadas a salir por los mandos.

Como responsables, identificó a los llamados “Sierras”, personal con cierto rango dentro de la corporación.

- ZYNTIA VANEGAS