25 de septiembre de 2013 / 12:43 a.m.

El crack argentino Lionel Messi, de FC Barcelona, negó este martes haberse molestado con su entrenador y compatriota, Gerardo Martino, por sustituirlo en la recta final del partido ante Real Sociedad.

"En ningún momento hice algún gesto en el cambio que produjo Martino cuando me saca", aseguró el jugador, quien colaboró con un gol en la victoria de 4-1 sobre la Real en el Camp Nou.

Con el partido ya decidido, "El Tata" decidió darle descanso al delantero, a quien sustituyó en el minuto 81 por Sergi

Roberto. Al salir de la cancha, Messi ni siquiera volteó a ver su entrenador, quien le dirigió unas palabras.

"A nadie le gusta salir", reconoció, "pero debemos aceptar porque es lo mejor para el equipo", continuó "La Pulga" en mensaje emitido en las redes sociales.

"Lo que no voy a aceptar es que ciertos medios salgan a decir mentiras sobre cualquier situación que sucede conmigo", escribió el futbolista que a sus 26 años acumula ya 323 dianas como "culé" (en partidos oficiales).

Notimex