3 de junio de 2013 / 08:43 p.m.

Villahermosa • El secretario de Gobierno de Tabasco, César Raúl Ojeda Zubieta, rechazó las acusaciones de persecución y montaje realizadas por el ex tesorero del estado, José Manuel Saiz Pineda, en una entrevista con Milenio, y reveló que otros colaboradores y hasta el hijo de Andrés Granier, Fabián Granier, obra en el expediente de la investigación por el desfalco a Tabasco.

Entrevistado en el estado, Ojeda Zubieta señaló que “el montaje es lo que pretenden hacer ellos, avalado en los muchos recursos que sustrajeron a Tabasco, están construyendo con los mejores abogados del país una defensa que no va a resistir a la realidad, los argumentos del gobierno y de la población que lo padece son muy sólidos, sustrajeron recursos públicos y van a pagar las consecuencias”.

El ex senador indicó que con el argumento del montaje y la persecución “si es que es argumento, pretende evadir y dejar solamente en la capacidad de sus abogados para evadir la justicia, pero tarde o temprano Saiz Pineda tendrá que pagar al pueblo de Tabasco”.

Sostuvo que por la entrevista de Milenio tiene la impresión que el ex tesorero no comparecerá este miércoles en la Procuraduría, de la cual destacó que “de manera profunda y construye los argumentos para que la acusación tenga el peso debido y no se caigan en riesgos innecesarios, la sociedad está demandando justicia, el gobierno está empeñado en presentar los elementos”.

También, reveló que en el expediente de la investigación se ha mencionado al hijo del ex gobernador de Tabasco, Fabián Granier Calles.

“Dentro de las indagatorias se menciona su nombre, no sé si expresamente se está indagando, seguramente si así fuera, tuviera propiedades adjudicadas a su nombre, tendrá que ser parte de la indagatoria”, comentó.

Señaló que sabe, de oídas y sin seguridad, que un yate obsequiado al estado durante las inundaciones de 2007 fue posteriormente enajeado y estaría en la Riviera Maya a nombre de Fabrián Granier, “pero eso tendrá que indagarlo la Procuraduría, lo digo sin ningún elemento probatorio ni la certeza de la afirmación”.

ANTONIO VILLEGAS