14 de marzo de 2013 / 02:09 p.m.

Monterrey • Luego de que el juez segundo de Distrito en Materia Administrativa de Nuevo León les negó la suspensión definitiva, en una “"jugada peculiar"” el casino Miravalle Palace se desistió del juicio de amparo contra la clausura impuesta por el municipio de Monterrey.

Mientras que protestaban el martes pasado en la presidencia municipal y frente al Casino Palmas, los apoderados de la casa de apuestas pidieron que el juzgado regresara la documentación y que se sobreseyera el juicio de garantías, según el expediente número 428/2013, consultado ayer por MILENIO Monterrey en el sitio web oficial del Poder Judicial de la Federación.

Esto sucedió un día antes de que el juez Javier Sergio Lozano Martínez negara la suspensión definitiva al Miravalle Palace.

“"Se resuelve; primero: se niega suspensión definitiva; segundo: se difiere audiencia incidental a las 09:15 del 5 de abril de 2013"”, establece el fallo el 11 de marzo pasado en el portal www.cjf.gob.mx.

“"La parte quejosa comparece a este juzgado a desistirse del juicio de garantías, en que se actúa, se sobresee el presente juicio de amparo y hágase la devolución de los documentos que solicita la parte quejosa.

“"Se deja sin efectos las providencias dictadas dentro del incidente de suspensión"”, añade un día después la resolución del juez.

Según fuentes jurídicas consultadas, establecen que el casino se desiste del juicio para poder llegar a un acuerdo extralegal con la autoridad, en este caso con el municipio de Monterrey, -que clausuró el casino el 27 de febrero pasado junto con nueve inmuebles más-, ya que de no sobreseerse o cancelarse el recurso legal, es imposible la reapertura del casino.

Lo peculiar del caso es que quien buscó el amparo y luego se desistió fue la empresa identificada como Master Classic Premium Club, que utilizaba hace dos años el permiso de Gobernación de Operadora Megasport y estaba “desaparecida”, ya que luego de ser denunciada por presunto fraude, la autoridad no hallaba su domicilio fiscal.

Sin embargo, la firma reapareció con un permiso distinto, el número 000003 de Petolof, SA de CV, que está asociado con Operadora de Diversiones Internacionales 2011 y otra desconocida AJ Solution Games, cuyos dueños son los mismos de Master Classic, por lo que se desconoce, entonces, con cuál permiso operan, si con el de Megasport o Petolof.

Por ello, el 6 de marzo pasado, Master Classic emprendió un juicio de amparo contra la medida municipal, sin embargo, ese mismo día, el juez segundo de distrito negó provisionalmente la suspensión, fallo que ratificó definitivamente seis días después.

EDUARDO MENDIETA