15 de junio de 2013 / 06:41 p.m.

La selección de Nigeria viajará finalmente a Brasil después de haber amenazado una huelga que pudo haber estropeado la Copa Confederaciones.

A los futbolistas nigerianos les habían prometido 10.000 dólares por cada victoria en este torneo preparatorio para la Copa Mundial y 5.000 dólares por empate, pero la asociación de fútbol se halló corta de divisas y redujo los premios a la mitad a último minuto.

El conflicto hizo que los ganadores de la Copa Africana de Naciones cancelaran su previsto vuelo a Brasil el jueves después que los jugadores se negaron a salir del hotel donde estaban alojados en Windhoek, Namibia, donde habían jugado un partido de clasificación mundialista.

"Mientras les hablo, la cuestión ha sido resulta por el ministro", dijo Julius Ogunro, un asistente del ministro de deportes de Nigeria Bolaji Abdullahi, a The Associated Press. "El ministro se ha esforzado por conseguir fondos para pagar al equipo y buscamos el modo de enviar el dinero. La cuestión ha sido zanjada".

La Federación Nigeriana de Fútbol también había planeado reducir el equipo técnico que debía acompañar al equipo debido a problemas financieros.

"Al igual que todo nigeriano, nos conmueve la actitud de los jugadores", dijo el secretario general de la federación Musa Amadu en una declaración. "Es incomprensible porque el presidente de la FNF y yo nos sentamos a conversar con la dirección de las Super Águilas, incluso el director técnico Stephen Keshi, para explicarles por qué debíamos recortar el bono y tomar otras medidas debido a nuestras restricciones financieras".

Amadu agregó que la escuadra viajará a Brasil el sábado, dándole un solo día para entrenarse antes de debutar el lunes contra Tahití en Belo Horizonte.

Si la cuestión no se hubiera arreglado habría sumido en caos el torneo con solo ocho equipos.

Nigeria está en el Grupo B con España, Uruguay y Tahití. En el Grupo A están Brasil, Japón, Italia y México.

Notimex