23 de abril de 2013 / 01:21 p.m.

Monterrey • Manuel Mijares fue conquistado por el carisma y talento de un pequeño regiomontano.

Eduardo Martínez es un joven regiomontano de 14 años con problemas de autismo y la música se ha convertido en su vida. Después de cumplir con sus labores escolares, Lalo se introduce a su mundo musical, donde siente las notas, interpreta las letras y conquista corazones.

Desde hace tres años toma clases de canto en la escuela de Adán Canales, en donde se han sorprendido por los niveles que el pequeño ha alcanzado y las metas personales que ha llegado a concretar.

Durante la presentación del pasado 20 de abril en el Auditorio Cumbres, un pequeño que se encontraba al pie del escenario llamó la atención del intérprete de “"Baño de mujeres"”. El chico nunca paró de bailar y cantar cada una de sus canciones, por lo que Mijares lo invitó a subir al escenario para cantar juntos “"El privilegio de amar"”.

“"Muy bien, estuvo muy bien. Me subieron a cantar con él al escenario y me gustó mucho. Yo me acerqué a los músicos para saludarlos y pude cantar con Mijares"”, fue la reacción de Lalito al recordar el momento en que subió al escenario con Manuel Mijares, mientras que su madre Elena Hernández sonreía al ver el rostro de su hijo.

Mijares quedó tan sorprendido con el carisma del niño, que inmediatamente pidió por su cuenta de Twitter y preguntó si alguno de sus seguidores tenían una foto del pequeño para que se la mandara, lo que provocó una cadena interminable de fanáticos que le mandaron la foto de Lalito, quien se había robado el show la noche del sábado.

“A él le gusta mucho conocer cantantes y nosotros hacemos todo lo posible para que esté con ellos. Conoce a Reyli, quien hasta sus datos le pasó para seguir en contacto, con Yahir también tuvo la oportunidad de cantar en el escenario y ahora con Mijares”, comentó la madre de Lalito.

Los gustos musicales de Lalo son muy amplios: puede pasar toda una tarde escuchando música de Journey, Led Zeppelin hasta Franco de Vita, Yahir y Mijares.

Para la familia de Lalo es una sorpresa día con día ver los triunfos que tiene su hijo en el mundo musical, pues apenas con tres años de clases sabe entonarse a la perfección, y sin tomar clases de inglés imita las palabras de las canciones anglo y practica sus propios conciertos con un carisma inigualable.

Otro de los artistas que ha quedado sorprendido con su ángel es el propio Yahir, que mandó a su equipo a buscar al pequeño para subirlo al escenario del mismo Auditorio Cumbres e interpretar el tema “La locura”, y el video fue tanto del agrado del cantante sonorense que lo subió a su canal de YouTube.

Lalo aún sueña con el momento que pueda realizar su propio concierto, convocar a miles de personas, que griten su nombre y que lo acompañen con los coros de las canciones. Una meta que pudiera pensarse difícil, pero con los logros conseguidos con el apoyo de su familia, para este niño no hay limitantes, ni su propia enfermedad.

ALBERTO SANTOS