20 de mayo de 2013 / 12:31 p.m.

Monterrey.- • Especialistas en redes sociales alertaron sobre los riesgos que enfrentan niños y jóvenes al conectarse prematuramente a Facebook, pues sus aplicaciones y fotografías delatan mucho más de lo pensado.

Un estudio desarrollado por la Universidad Autónoma de Nuevo León sugiere que el 38 por ciento de los estudiantes publica fotos de sus viajes al extranjero y un 52 por ciento difunde sus visitas al interior del país.

El 26 por ciento sube imágenes de su automóvil, camioneta o lancha, el 35 por ciento presume sus propiedades familiares, un 41 por ciento muestra la fachada e interiores de su casa y el 71 por ciento la escuela a la que asiste y su salón.

Todo esto, sentenció Luis A. Lucio, investigador de la Facultad de Psicología de la UANL, representa un riesgo potencial para cualquier persona, pues informa a cualquiera sobre nuestra condición de vida.

“Podría ser que la publicación de ese tipo de materiales nos hiciera vulnerables ante cierto tipo de personas que pueden hacer un uso delictivo de estas imágenes”, refirió el especialista.

Estos casos se discutieron por segunda semana consecutiva en la mesa de Cambios, y se abordó de manera especial la participación de niños en las redes sociales.

Pese a que Facebook no acepta menores de 13 años, un estudio realizado en Inglaterra demostró que una tercera parte de los niños entre 9 y 12 años tienen cuenta propia, la mayoría de las veces con el consentimiento de los padres.

Martha Silvia del Río, investigadora en Ciencias Computacionales de la Universidad de Monterrey, indicó que el principal riesgo de esto radica en que por su corta edad, los menores no dimensionan las consecuencias de sus publicaciones.

“Creo que uno de los principales riesgos es Foursquare, que es una aplicación que te permite decir ‘estoy en tal lugar en este momento’ y hacen los alumnos check-in. Esto permite seguir en qué lugar está la persona en cualquier momento e incluso patrones de uso”, consideró.

Por ello, los especialistas recomendaron no dar una laptop o Smartphone a los menores pues eso facilitaría el acceso a la red social sin la supervisión debida.

Jóvenes asistentes al programa reconocieron que nunca toman en cuenta la llamada “letra chiquita” del contrato que Facebook obliga a suscribir, en el que advierte que todo lo publicado forma parte de su propiedad intelectual.

En tanto, el diputado del PRI, Gustavo Caballero, anticipó que el estado podrá disponer en breve de armas contra el mal uso de redes sociales, específicamente sanciones contra el sexting, sistema de intercambio de imágenes con contenido sexual que son publicadas sin el consentimiento de una de las partes.

Luis García