15 de junio de 2013 / 05:10 p.m.

 Monterrey • El número de parejas o personas solteras que desea adoptar un niño se mantiene siempre estable en alrededor de 150 casos, sólo en las instalaciones del DIF.

La lista sería mayor si se considera que existen otras cuatro instituciones que tienen la autorización para iniciar un procedimiento de esta naturaleza: la Casa Paterna La Gran Familia, Casa de Cuna Conchita, Vida y Familia AC (VIFAC) y Filios, todos con una lista de interesados en adoptar un menor.

Cada una de estas instituciones opera su propio programa de adopción con diferentes características, pero apegados estrictamente a los requisitos que solicita el Código Civil.

En Capullos hay 24 casos, pero en algunos el número de niños es distinto, porque existen actualmente tres grupos de hermanos, así como cuatro pequeños con capacidades diferentes, que son los menos susceptibles a encontrar una familia.

Perla Enríquez Villarreal, coordinadora del Departamento de Adopciones en esta institución pública, señala que actualmente hay 12 casos que ya se encuentran en etapa de adaptación y para el resto se está esperando que estén en la situación emocional adecuada.

Las edades de los pequeños varían entre meses y 6 años de edad, pero en la mayoría de los casos las parejas buscan a un pequeño menor de tres años, en detrimento de aquellos que tienen más edad y por ende, les resulta más complicado encontrar padres adoptivos.

“La mayor parte de las solicitudes son de bebés, que sí tenemos, pero son los menos, nosotros en el estado de Nuevo León gozamos de una gran apertura por parte de los solicitantes y aceptan niños mayores de tres años; en un porcentaje, casi el 50 por ciento de los niños que entregamos al año son mayores que eso, sí hay apertura, al contrario de lo que sucede en otros estados”, dice.

Pero no sólo la edad es un obstáculo para que los menores sean adoptados, también existe la condición de enfermedad crónica o discapacidad. Actualmente hay cuatro menores en esta condición que se encuentran institucionalizados.

Los requisitos para una familia o una persona soltera que desee adoptar son: ser mayores de 25 años de edad y en el caso de los matrimonios tener al menos dos años de casados; constancias laborales, de buena salud y carta de no antecedentes penales, además de otros requisitos que varían según cada institución.

El proceso comienza con una charla introductoria, el cumplimiento de los requisitos documentales y posteriormente inicia un proceso de análisis por parte del departamento de Trabajo Social para obtener el certificado de idoneidad.

Esto puede tardar aproximadamente seis meses, pero depende de la disponibilidad que tengan los solicitantes en el avance de sus requisitos.

La baja en la disponibilidad de los pequeños para adoptar aún se encuentra bajo análisis, pero para la funcionaria pública, debido a que por una parte quiere decir que quizá las familias tienen más capacidad para sostenerlos, o bien, en otro de los casos pueden estarlos dejando al cuidado de otras personas.

El otro lado

Mientras las cantidad de niños susceptibles a ser adoptados mediante instituciones autorizadas se ha reducido sensiblemente, las parejas y personas interesadas en ser padres adoptivos se mantiene estable.

Sólo a través del DIF de Nuevo León, hay actualmente un aproximado de 150 personas a la espera de que se les autorice la adopción de algún menor para hacerse cargo de él. No todos lograrán su objetivo y se quedarán con las manos vacías.

Uno de los problemas es que la mayoría de los posibles padres adoptivos buscan bebés de pocos meses de nacidos, lo cual deja en una situación difícil a aquellos que tienen más de tres años de edad.

 DANIELA MENDOZA LUNA