RICARDO ALANÍS
14 de julio de 2013 / 01:27 p.m.

Monterrey • Aunque al 17 de junio de 2010, a escasos días del paso del huracán Alex por la entidad, las presas locales, que abastecen de agua a la zona metropolitana presentaban niveles totalmente satisfactorios, incluso por encima del 100 por ciento de su capacidad, hoy aparecen con niveles dramáticos.

De acuerdo a información de la Comisión Nacional del Agua, basado en sus niveles de medición del almacenamientos diarios, la presa El Cuchillo, que se ubica en el municipio de China y que es la más grande del estado, con capacidad de mil 123 millones de metros cúbicos, presenta a este mes de julio de 2013 niveles bajos que llegan apenas al 19.5 por ciento de llenado, cuando al 17 de julio de 2010 tenía un 137.24 por ciento, todo por culpa de la sequía y el consumo del vital líquido en la mancha urbana.

La segunda presa en importancia debido a su tamaño, la presa Cerro Prieto, que se ubica en Linares y con capacidad para 300 millones de metros cúbicos, a dos semanas del paso del huracán Alex, es decir, el 17 de julio de 2010, estaba a un 100.46 por ciento de su capacidad, y hoy, a tres años de distancia y con el paso de la sequía, apenas y tiene el 28.58 por ciento.

En tanto, la presa Rodrigo Gómez, La Boca, de Santiago, a la que le caben 39 millones de metros cúbicos, presentaba en esa fecha de 2010 un 89.54 por ciento de almacenamiento, y hoy tiene menos de la mitad, un 45.82 por ciento.

Al 13 de mayo pasado, la presa La Boca se encontraba a un 50.9 por ciento de su capacidad, mientras que El Cuchillo a un 21.1 por ciento y la presa Cerro Prieto a un 35.4 por ciento, es decir, a dos meses de distancia redujeron de manera importante el almacenamiento con que contaban.

En esa fecha, de acuerdo a un análisis del ingreso de agua a las presas producto de las lluvias que se habían presentado en los primeros días de ese mes, se supo que generaron una captación de agua por un aproximado a un millón 289 mil metros cúbicos.

De acuerdo con información de Comunicación Social de la delegación estatal de la Comisión Nacional del Agua, las presas Rodrigo Gómez y El Cuchillo fueron las que lograron esta captación en esa ocasión, y que dio un respiro significativo a la entidad.

La información establece que en La Boca la captación fue de 476 mil metros cúbicos, en tanto que en El Cuchillo se logró el ingreso de 813 mil metros cúbicos de agua.

Se aclaró que la presa Cerro Prieto no registró captación alguna, debido a que para esa zona no se habían presentado precipitaciones pluviales ni escurrimientos significativos de las zonas montañosas.

El 3 de mayo pasado MILENIO Monterrey publicó que la entidad tenía asegurado el abasto de agua para el consumo de la población por lo menos para los próximos 18 meses, en el caso que se diera el peor de los escenarios y la sequía se mantuviera tan pronunciada como hasta ahora.

En esa ocasión el vocero fue el director de Agua y Drenaje de Monterrey, Emilio Rangel Woodyard.