25 de febrero de 2013 / 03:57 p.m.

Monterrey.- • La obesidad se ha convertido en uno de los principales problemas de salud en México. Durante los últimos 12 años, la obesidad ha aumentado 13% a nivel nacional, y sus consecuentes o efectos secundarios como las enfermedades cardiovasculares y la diabetes, representan un gasto de 50 mil millones de pesos anuales para el país.

El gasto no es lo más alarmante, aseguró el gobernador Rodrigo Medina, sino que se trata de una salud problemática y deficiente.

Actualmente, 7 de cada 10 adultos mexicanos padecen sobrepeso y 70% de los jóvenes no realizar ningún ejercicio o actividad física. En el caso específico de Nuevo León se ha registrado una creciente tendencia de obesidad en los últimos 15 años, con un ligero estancamiento en 2012.

Ante esta alarmante situación, el Gobierno del Estado ha decidido implementar algunas medidas de salud y nutrición con una campaña contra la obesidad.

"Queremos prevenir y más que prevenir queremos mejorar la calidad de vida", comentó Rodrigo Medina al momento de anunciar el proyecto que iniciará el próximo miércoles.

El programa que se centra en el ejercicio se suma a la iniciativa de promover la comida sana en las escuelas.

"Tenemos los programas más ambiciosos del país para transformar los hábitos de los jóvenes y los niños. En las escuelas ya no se vende comida chatarra o alimentos altos en grasa y privilegiamos el consumo de agua, frutas y verduras", declaró el Gobernador.

El programa consiste en impulsar la actividad física en familia, pues es de gran importancia que los padres sean un ejemplo a seguir para sus hijos. Como parte de la campaña también se repartirán guías alimenticias en los hogares para que se procure una alimentación balanceada y sana.

"Vemos ahora con tristeza como hay niños de 10 años que tienen diabetes", dijo el mandatario al hablar del alto índice de obesidad infantil en el país, consecuencia de la falta de ejercicio en una vida sedentaria en la que se prefieren los videojuegos y no actividades al aire libre.

"Muchas enfermedades se pudieron haber evitado", agregó al comentar que no se necesita de un médico o un nutriólogo para tener una alimentación sana.

Para más información sobre la campaña contra la obesidad se puede llamar a los teléfonos 8130-7000 y 8130-7050.

REDACCIÓN