5 de junio de 2013 / 10:15 p.m.

De acuerdo a cifras presentadas por el vocero de Seguridad, Jorge Domene, los delitos en residencias van a la alza y en el último mes se registraron 402 hurtos.

 

Monterrey • Los regiomontanos corren más riesgo en sus casas, que en la calle, pues mientras los robos de coches van a la baja, los de residencias particulares se incrementaron en un 12 por ciento en lo que va del año.

Estadísticas proporcionadas por el vocero de Seguridad en el estado, Jorge Domene Zambrano, muestran que la incidencia de atentados de delincuentes contra residencias sigue subiendo.

De hecho, Nuevo León como entidad, está en el séptimo sitio a nivel nacional, en cuanto a este tipo de ilícitos, pues en promedio ocurren 31 hurtos por cada cien mil habitantes.

Este número supera al del año pasado, cuando eran apenas 28 por cada cien mil habitantes.

En cuanto a las estadísticas en robo de vehículos se encontró una variación importante, pues de enero a mayo del 2012 se robaron en Nuevo León 6 mil 187 coches, contra 1 mil 939 en este año, es decir, 69 por ciento menos.

En mayo del 2012 fueron 1 mil 23 robos, y este mayo sólo 389, un descenso del 62 por ciento.

Domene Zambrano informó que durante el último mes, se cometieron en el área metropolitana un total de 402 robos a casa habitación.

En abril, los ladrones sólo entraron a 358 viviendas, por lo que el incremento es del 11 por ciento.

En el periodo de enero a mayo, durante el 2012 se registraron mil 669 robos, pero en el mismo lapso de este año, los ladrones anduvieron más activos, pues existen mil 869 denuncias, es decir, un 12 por ciento más.

Por municipios el más constante es Guadalupe, donde por cinco meses ha ido ascendiendo.Si bien el porcentaje no fue muy notable, sí ha subido todos los meses. En todo caso, llama más la atención la cuestión numérica, pues con 97 y 107 robos en abril y mayo, está muy por encima de la media metropolitana.

También San Pedro Garza García y Santa Catarina. En el primer caso, se ha incrementado notablemente, pues se duplicó, aunque el punto más alto fue en marzo. En cada uno de los últimos dos meses, los sampetrinos fueron robados 21 veces, en tanto que los santacatarinenses nueve y seis, respectivamente.

Monterrey tiene ascenso en robo a casa habitación durante marzo y abril, cuando llegó a 130 y 132 casos, pero descendió a 113 en mayo, aunque muy levemente, pues fueron apenas unos tres casos.

En lo que se refiera a robo a casa habitación, de enero a mayo se dieron 1 mil 346 casos, contra 1 mil 976 del 2012, un descenso de 32 por ciento. De mayo a mayo, bajó un 14 por ciento, de 391 a 338 casos.

FRANCISCO ZÚÑIGA