20 de junio de 2013 / 11:44 a.m.

Monterrey • Mientras algunos negocios de comida china cerraron ayer por segundo día consecutivo, la autoridad estatal dio un mensaje a los miembros de esta comunidad, garantizándoles que existen condiciones para mantener su actividad comercial en la entidad.

Un día después de que los ciudadanos del país asiático hicieran público el momento que atraviesan tras el secuestro de sus connacionales, el secretario general de Gobierno, Álvaro Ibarra Hinojosa, advirtió que toda la comunidad extranjera que radica en Nuevo León puede sentirse segura.

“"Le reitero a la gente que vive en Nuevo León, a los extranjeros que viven en Nuevo León, que la seguridad es prioritaria y que no vamos a permitir ese tipo de casos. Estamos trabajando el tema de seguridad y no vamos a arrendar ni un milímetro para atrás.

“"Hay condiciones para que los extranjeros sigan trabajando, la prueba está que no es casualidad que aquí en Nuevo León seamos los que tengamos los primeros lugares en inversión extranjera, en instalación de empresas"”, dijo el funcionario estatal.

En tanto, el procurador general de Justicia del Estado, Adrián de la Garza, reveló que tras analizar el caso se comprobó que tres ciudadanos asiáticos fueron privados de su libertad el pasado fin de semana, en un incidente que inició con el robo de una camioneta, lo que coincide con lo expresado por el cónsul general de China en México, Liang Jinan.

“"Ayer (martes) nos reunimos con una parte de la delegación del consulado del país asiático en las oficinas de la Procuraduría y nos decían que tenían rumores de que pudo haber habido algunos otros eventos, pero no estaban confirmados.

“"El tema del idioma en los primeros momentos era un obstáculo, también el tema del miedo; al final se pudo establecer que había una privación en primera instancia de ocho personas y luego se descartó esto, y fue de tres personas"”, explicó.

No obstante, el funcionario acotó que por el sigilo del caso no podía detallar si hubo un rescate de por medio, aunque confirmó que la liberación de estas personas fue tras un operativo de la autoridad.

En entrevista para MILENIO Radio, Liang Jinan negó ayer que los delincuentes realicen cobro de piso a sus connacionales.

“"Eso todavía no, pero secuestros sí ha pasado"”, dijo. Al igual que el procurador, el diplomático se reservó declarar si hubo o no pago de rescate por sus compatriotas.

De la Garza reconoció que en otros estados, la comunidad china ha sido víctima sistemática de la delincuencia, pero aclaró que no existen condiciones para afirmar que la misma situación se presenta en Nuevo León.

“"Lo que me decía la gente del consulado era que ellos iban a seguir con sus operaciones normales, establecimos canales de comunicación con ellos para cualquier situación de reporte de un tema de inseguridad; hasta donde tengo entendido se quedaron tranquilos"”, afirmó.

LUIS GARCÍA Y CYNTHIA SALAZAR