11 de octubre de 2013 / 12:09 a.m.

Monterrey.- ONU Mujeres exhibió a Nuevo León como un estado cuya participación del sexo femenino en la política se encuentra por debajo de la media nacional, pues sólo el 19 por ciento de las posiciones en el Congreso local son para ellas.

Ana María Güezmez, representante de ONU Mujeres, indicó que esta cifra contrasta con el 24 por ciento que en promedio ocupan en las legislaturas del país, en tanto que el Senado registra un 33 por ciento y la Cámara de Diputados, 37 por ciento.

"¿Qué pensarían esas mujeres sufragistas si estuvieran aquí? Por un lado, qué impresionante el avance en términos educativos en el último siglo, qué impresionante en la igualdad formal, pero qué lejitos estamos todavía de ese sueño, de esa promesa de igualdad que las mujeres conquistaron en el siglo XX.

"El 19 por ciento de presencia de diputadas en Nuevo León, esto es muy bajo en términos nacionales y esperamos que sea parte de la agenda de trabajo que salga de estos foros", refirió la funcionaria.

El Instituto Estatal de las Mujeres montó un evento con especialistas en la materia, politólogas, políticas y catedráticas, al que asistieron desde diputadas y alcaldesas, hasta magistradas y mujeres en posiciones de decisión.

"Toda la evidencia de las Naciones Unidas es concluyente, y en la última década de manera particular está muy claro que la igualdad de género, la igualdad entre hombres y mujeres es un requisito, ha de ser un compromiso sustantivo y central (…) desde luego esperamos que sea un resultado", señaló Güezmez.

La representante de ONU Mujeres dijo que es necesario mudar del concepto de cuota al de paridad, como lo han hecho otros países del continente y que para el caso de México, alcanza apenas a 9 estados.

"Nuevo León, señoras legisladoras y legisladores, tiene una gran oportunidad, es el único estado de México que no tiene en este momento ni acción positiva ni una norma específica electoral en este sentido, y pueda ser una gran diferencia", urgió.

Amelia Valcárcel, catedrática en Oviedo y Valencia, España, recriminó que las instituciones no son tan generosas con las causas de las mujeres, y advirtió que en el transcurso de estos 60 años aún quedan muchas páginas abiertas.

Por ello, reconoció que si bien el sexo femenino ha sido paciente en este tiempo, aseguró que ha llegado el momento de ya no ser tan pacientes.

Luis García