7 de febrero de 2013 / 03:46 p.m.

Monterrey • La obesidad infantil en Nuevo León ha logrado reducirse gracias al convenio de educación alimentaria entre el Gobierno estatal y los municipios, según lo dio a conocer Jesús Zacarías Villarreal Pérez, secretario de Salud estatal, durante la firma de la Alianza de Colaboración para la Salud Escolar, en el marco del programa Salud para Aprender.

El programa, en el que participan todos los municipios del estado, abarca entornos saludables y seguros que consisten en prevenir accidentes, incrementar la higiene y el saneamiento de la escuela, así como promover la ecología, las condiciones de la infraestructura e instalaciones adecuadas.

El secretario de Salud, Jesús Zacarías Villarreal Pérez dio a conocer que el indicie de sobrepeso y obesidad sufrió un decremento pasando del 32 al 30 por ciento en lo que se refiere al sector infantil.

Aunque se trata de un descenso leve, el funcionario estatal explicó que lo relevante es conocer que por medio de acciones sistemáticas de educación dirigidas a los menores y sus padres, este problema puede revertirse.

Este avance también fue destacado por el gobernador Rodrigo Medina de la Cruz, durante la firma de este convenio Salud para Aprender (SPA) que fue instituido en enero del 2010 y coordinado por las Secretarías de Educación y de Salud con el fin de promover la salud integral de los escolares de educación básica mediante la prevención, detección temprana de enfermedades, solución de problemas de salud y promoción de hábitos sanos.

“No hay ninguna entidad en el país que haya logrado contener y reducir los índices de obesidad infantil y esto impacta nuestra calidad de vida, no únicamente en las erogaciones que tiene que hacer el gobierno, que son más de 60 mil millones de pesos al año por este motivo para atender las enfermedades crónico-degenerativas que producen el sobrepeso y la obesidad, sino por la propia calidad de vida de la gente y la expectativa de la vida”, expresó.

El programa que se extenderá este año al millón 115 mil alumnos del sistema educativo abarca los ámbitos de la Educación y cultura para la salud entre los escolares, maestros y padres de familia, mediante estrategias como la capacitación sobre la salud integral.

Además se incluyen acciones directas de detección de problemas de salud y atención en las escuelas por parte del personal del sector salud y se promueve el uso del Expediente Médico del Escolar (EME), la Ficha Evolutiva y la Cartilla Nacional de Salud.

Del 2010 al 2012 se han aplicado 649 mil 791 fichas evolutivas y se tiene previsto realizar otras 365 mil 504 fichas en la tercera etapa que se realiza durante este mes de índice febrero.

DANIELA MENDOZA