19 de septiembre de 2013 / 03:57 p.m.

Monterrey  • Los líderes del gremio magisterial de Nuevo León sostienen que ni paros, ni marchas, ni plantones tienen contemplados de acuerdo con la convocatoria de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

Entrevistados por separado, los dirigentes de las secciones 21 y 50 del Sindicato de Trabajadores de la Educación (SNTE), rechazaron unirse a un "Paro Cívico", en rechazo a la Ley de Educación.

Casimiro Alemán Castillo, de la 21, expresó que no les merece comentario respecto a ese llamado de la coordinadora, debido a que no se rigen por ello.

"En Nuevo León se ha estado trabajando con toda normalidad por parte del magisterio, nuestros compañeros están conscientes de la problemática que se ha presentado y hay una disposición muy amplia dentro de los planteles escolares con la organización sindical", precisó.

En ese mismo contexto, el dirigente de la 50 del SNTE, Guadalupe Castillo García, sentenció que mientras la garantía de que los derechos laborales de los trabajadores están bien resguardados, eso está dando la tranquilidad para continuar trabajando.

"Nosotros estamos al pendiente, atendiendo a todos respecto a cuáles son sus inquietudes y ofrecerles una respuesta oportuna", puntualizó.

Afirmó que los maestros de aquí de Nuevo León, han ponderado muchísimo el tema del compromiso social con la educación pública.

"Es un compromiso que vamos a seguir cumpliendo muy puntualmente, como lo hemos venido sosteniendo", advirtió.

Guadalupe Castillo García, precisó que es importante precisar con todos los compañeros del gremio, que la ley general del servicio profesional docente advierte que en los próximos seis meses se deberá alinear la Ley General Federal con las Legislaciones locales.

"Ahí es donde lo más interesante es que tendremos que revisar con las autoridades educativas locales como quedaría la Ley aplicada en nuestra entidad y esa es la inquietud de nuestros compañeros maestros", puntualizó.

El líder del gremio magisterial en la entidad, subrayó que los compañeros al final de cuentas, les preocupa que sus derechos laborales, sus conquistas adquiridas, tendrán que continuar.

— VÍCTOR SALVADOR CANALES