16 de mayo de 2013 / 12:16 p.m.

Monterrey.- • En Nuevo León se paga hasta un 35 por ciento más en las tarifas de transporte público que en al menos cinco estados de la República ?Jalisco, Querétaro, San Luis Potosí, Coahuila y Distrito Federal?: mientras estos estandarizan el precio por pasaje para adulto en 7.50 pesos, en la zona metropolitana de Monterrey el precio es de 10 pesos.

“En comparación con otros estados de la República, el transporte urbano en Nuevo León no solamente es insuficiente, sino que es caro en comparación con lo que ocurre en otras partes de la República”, mencionó Ángel Quintanilla, presidente de la asociación civil Vertebra.

El servicio ordinario en el transporte urbano en la Ciudad de México tiene un costo de 5.50 pesos por pasaje, según la Secretaría de Transporte y Vialidad del Distrito Federal, un 35 por ciento menos de lo que cuesta en Monterrey, pues el precio por este tipo de pasaje es de 10 pesos sin hacer uso de la tarjeta Feria.

Asimismo, en Guadalajara y Querétaro el precio por pasaje ordinario es de 7.50 pesos, lo que representa un 25 por ciento en relación a las tarifas que mantiene los permisionarios locales, según información de la Secretaría de Movilidad de ambas ciudades.

Mientras que en San Luis Potosí el costo por pasaje en el transporte urbano es de siete pesos y en Saltillo es de seis pesos el precio ordinario por adulto.

En el caso de Saltillo, la tarifa se redujo un peso en relación al año pasado en la modalidad de prepago, bajo el argumento por parte del Gobierno estatal de que los concesionarios no cumplieron con una serie de compromisos pactados en 2011.

En cuanto a las tarifas preferenciales, las ciudades mencionadas tiene precios de 3.50 pesos, cuando en Nuevo León los estudiantes y ancianos pagan 6.40 pesos en los autobuses con aire acondicionado y 5.23 pesos en unidades sin ‘clima’, siempre y cuando se utilice la tarjeta Feria, de lo contrario, el costo para estos sectores de la población también es de 10 pesos.

Quintanilla mencionó que los permisionarios, que actualmente sostienen un conflicto con el Gobierno estatal ante la pretensión de estos de aumentar las tarifas o conseguir un subsidio para solventar presuntas pérdidas, no tienen por qué buscar negociaciones en este tema, puesto que el transporte es un servicio público obligación del estado.

“El gobernador dice que no va a ceder a presiones y ojalá esto sea cierto, no tiene por qué ceder a ninguna presión. El Gobierno tiene la obligación de ofrecerlo (el servicio de transporte público), si lo concesiona a gente que no tiene capacidad suficiente para hacer un negocio, pues que le diga a ellos que los suelten”, dijo.

Señaló que el Consejo Estatal de Transporte y Vialidad (CETyV) no está considerando la postura de los usuarios, quienes son los que “sufren y viven a diario” la realidad del transporte público en la ciudad.

Cara la tarjeta Feria

El incremento de la tarifa de la tarjeta Feria, mes con mes va cerrando la brecha entre el costo de esta de ocho pesos y quienes pagan el costo del pasaje normal de 10 pesos.

Aunque los aumentos mensuales son en centavos, el impacto económico que representa para una persona con bajo salario representa un gasto importante, por ejemplo, para quien utiliza dos camiones y paga con su tarjeta de prepago, destina al mes 403 pesos, cifra que representa un 25 por ciento para quien gana un salario mínimo al día.

De acuerdo con estimaciones con base en el salario mínimo de esta zona, para una persona que percibe dos salarios mínimos, el gasto que destinará a dos camiones al día lo que se traduce a un 13 por ciento de su sueldo mensual. Esto, sin considerar los gastos que destina a la canasta básica.

De pagar 10 pesos por el uso del camión, representará un costo de 480 pesos por mes y de utilizar solo dos unidades diarias por seis días de trabajo.

Ernesto Aguayo Téllez, director del Centro de Investigaciones Económicas (CIE) de la UANL, explicó que la inflación mensual en abril fue de 0.5 por ciento, que significa un incremento en centavos y en ese mes la tarifa promedio que identificaron fue de 8.40 pesos para los usuarios de la tarjeta Feria.

Con esto, hay una diferencia de 1.60 centavos al mes de abril, cantidad que silenciosamente va incrementándose con los centavos que se suman, ocasionando también que exista desinterés de los usuarios por usarla:

“"La brecha entre los 10 pesos y el costo de la tarifa con la tarjeta Feria se reduce, (…) esa diferencia se va reduciendo, eso hace que la gente que no use la tarjeta Feria mes con mes, tampoco tenga interés en cambiarse a usarla"”.

DANIEL ANGUIANO Y ALEJANDRA MENDOZA