23 de abril de 2013 / 03:33 p.m.

"No somos arrogantes, sólo mejores".

Quizás este equipo de Manchester United no tuvo los lujos que otros planteles de Alex Ferguson, pero las cifras son inapelables: los Diablos Rojos conquistaron su 20mo título del fútbol inglés con cuatro fechas pendientes, 16 unidades de ventaja sobre su más cercano perseguidor, y con la posibilidad de lograr un nuevo récord de puntos para la liga Premier.

Y, para pesar de sus oponentes, con bastante espacio para mejorar.

"Creo que tenemos un núcleo de jugadores jóvenes", dijo Ferguson, quien ganó su 13er título de la liga inglesa en 26 temporadas como timonel de United. "Esperamos que mejoren, esa es la expectativa aquí".

Se habla mucho de la contribución de Robin van Persie, el máximo artillero de la Premier con 24 goles, y cuyo triplete el lunes condujo a United a la victoria 3-0 sobre Aston Villa que selló la coronación.

Sin embargo, Ferguson siempre se encarga de ensalzar a sus jóvenes, al igual que hizo en la era de David Beckham y Ryan Giggs a principios y mediados de los 90.

¿Phil Jones? "Creo que podría ser uno de los mejores jugadores que hayamos tenido, no importa dónde lo pongamos".

¿Rafael da Silva? "Está jugando con gran madurez... creo que Rafa eventualmente se ganará comparaciones con Gay Neville".

Wayne Rooney sólo tiene margen para mejorar luego de una campaña por debajo de su nivel habitual. Y hasta Van Persie tiene 29 años, todavía en el tope de su carrera.

"Ahora Jones ganó el título de la liga. (David) De Gea también. Ahora Robin van Persie (lo ganó). Creo que es importante para ellos ganar el título y saber lo que se siente", comentó Ferguson. "Y saber el reto que representa".

"No es fácil ganar la liga en nuestro país".

Sin embargo, Ferguson hace que parezca fácil.

El escocés de 71 años todavía conserva el ánimo que tenía cuando tomó las riendas de United en 1986. La misma determinación para luchar contra los otros candidatos, ya sean Manchester City, Chelsea, Arsenal o Liverpool.

Las estadísticas de Ferguson son alucinantes, con 49 trofeos en su carrera, pero lo más impresionante es la motivación que mantiene y que le inculca a sus jugadores.

"El técnico tiene un gran deseo y una mentalidad ganadora", comentó Rooney. "Todos lo seguimos y queremos que le vaya bien al club".

AP