19 de mayo de 2013 / 01:10 a.m.

Juan Antonio Luna, auxiliar técnico de La Piedad, aseguró que la clave para conseguir el ascenso a la Liga MX fue que el equipo nunca bajó los brazos, pese a las adversidades con que llegaron al encuentro de hoy de visita.

En rueda de prensa al finalizar el encuentro, el auxiliar aseguró que siempre confió en el plantel para conseguir el objetivo de llegar al máximo circuito.Reboceros venció 5-3 (6-4 global) en tanda de penas máximas a Neza en el estadio de la Universidad Tecnológica de Nezahualcóyotl, tras la victoria 1-0 en tiempo regular.

"No bajar los brazos, de hecho haciendo un análisis rápidamente el equipo Neza dominó en casa y por lapsos lo dominamos aquí en su estadio. También le quitamos lo invicto, llevaba 10 juegos (ganados) y también cuatro partidos sin recibir gol, todo eso hace que nos dé más satisfacción a nosotros", expuso al concluir el juego.Aseveró que siempre tuvo seguridad de que este plantel conseguiría el objetivo, pese a que no habían calificado a la liguilla del Clausura 2013 y debieron esperar a la definición del campeón.

"La verdad yo siempre confié en los jugadores, tenemos dos años trabajando en La Piedad, los conocemos perfectamente, sabemos qué piensan, qué quieren, qué sienten, sabíamos que no estaban vencidos y que íbamos a venir a ganar", manifestó.

Notimex