"No podemos estar felices después de este partido. Colectivamente no hemos hecho buen partido. Hemos dejado espacios entre líneas y el Dortmund ha jugado muy compacto y agresivo. Y esa es la diferencia", valoró el futbolista, que reconoció: "Claro que podemos mejorar en todo. El partido ya se ha hecho y no podemos estar felices".Varane, en cualquier caso, recalcó que "esto es fútbol" y avisó: "No podemos bajar la cabeza. Tenemos un partido en casa, tenemos que dar todo y esperar una remontada. La remontada creo que es posible. Va a ser complicado, pero es posible".
24 de abril de 2013 / 09:48 p.m.