5 de marzo de 2013 / 11:11 p.m.

La Copa MX cierra su etapa de grupos la noche de este miércoles en la Angelópolis y toca el turno al Puebla de La Franja recibir la visita de los Pumas de la UNAM, que en punto de las 21:00 horas en la cancha del estadio Cuauhtémoc, ofrecerán un ensayo de lo que dichos clubes enfrentarán el próximo domingo en la Liga MX.

Pese a estar ya clasificados a la segunda ronda del certamen, los camoteros no tienen la más mínima intención de ceder terreno a los felinos capitalinos, que requieren de una victoria con diferencia de goles para acreditarse el punto extra, lo que les permitiría incrementar sus posibilidades de avanzar como mejor segundo de todos los grupos.

Previo a dicho compromiso, en lo que fue la práctica de martes, el zaguero Michael Orozco dejó en claro que la idea que el equipo tiene es la de salir con todo para brindarle una satisfacción a su noble afición, pues ello alentaría a sus seguidores a respaldarlos en su afrenta del fin de semana.

"Nosotros vamos a hacer nuestro partido, salir a ganar, como lo hemos venido haciendo, de apretar, de correr los noventa minutos y no dejar que Pumas venga a imponerse aquí en nuestra cancha, tenemos que hacernos sentir, que estamos aquí en Puebla y tenemos que defenderlo a muerte. En este partido hay que dar el máximo, de los que nos toque jugar, sacar el resultado, estamos en casa, tenemos que darle esa satisfacción a ellos (afición) y a nosotros para estar bien motivados para el fin de semana".

Orozco dijo que el cuadro está consciente de que aún cuando permanecen en zona de clasificación en la Liga MX, ellos no echan las campanas al vuelo, pues hasta no haber resuelto en su totalidad el tema del descenso no descansarán ni un solo instante, de ahí que se tome el cotejo de Copa con la UNAM como un buen ensayo.

Edgar González