6 de marzo de 2013 / 01:48 a.m.

El crack portugués Cristiano Ronaldo, que se convirtió en uno de los verdugos de su ex equipo Manchester United en la Champions League, confesó que por respeto no celebró, aunque estaba feliz de ganar.

El Real Madrid eliminó al United en los octavos de final de la Liga de Campeones de Europa, al vencerlo 2-1 (3-2 global) en Old Trafford, estadio que recibió de gran manera a su ex goleador Cristiano, autor del tanto decisivo.

"Fue por el respeto a una afición que me dio mucho (que no celebré), pero quería ganar e ir paso a paso hasta llegar a la final de la Liga de Campeones", declaró "CR7" al término del encuentro.

"Por primera vez en mi carrera me superó un ambiente. No me sentí cómodo. Demasiados sentimientos, la ovación del inicio", reconoció el que fuera jugador de los "red devils" durante seis temporadas.

Pese a lo anterior, el luso comentó que lo más importante era ayudar a su equipo a seguir con vida en el máximo certamen europeo a nivel de clubes, algo con lo que cumplió, "he hecho mi trabajo, ayudar al Real Madrid a ganar. Estaba contento por dentro, aunque no lo haya manifestado", reiteró.

"El Madrid sigue su camino en la Champions y eso es lo importante. El sentimiento de quien te trata bien es algo único, es mi segunda casa. Pero lo más importante es ganar", sentenció.

Notimex